Columnas

Cómo liderar siendo joven emprendedor

Para que una startup crezca, el fundador (aunque esté en sus 20s) debe aprender a dirigir gente, fijar metas y tomar decisiones.
Cómo liderar siendo joven emprendedor
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

En México, cada día nos encontramos con más jóvenes líderes de empresas nacientes. En consecuencia, la figura del CEO en sus veintes y treintas ha cobrado mayor relevancia en la escena económica nacional. Esto se debe principalmente a los avances tecnológicos que exigen nuevas y modernas destrezas en altos directivos.

Sin embargo, según mi opinión, al joven emprendedor promedio en el país le falta madurez para liderar una organización y llevarla al siguiente nivel. En mi experiencia como emprendedor (que incluye cicatrices por algunos negocios fallidos al inicio de mi carrera), recibiendo mentoría de mis socios y ahora trabajando con más de 20 nuevos líderes de startups desde ThePool, he llegado a identificar un patrón de “liderazgo” que limita el crecimiento. A continuación lo describiré y ofreceré algunas sugerencias para superarlo:

1. Escucha a la persona indicada, ignora al resto
Necesitas tener mucha confianza en ti mismo y en tu misión. Sin importar la dimensión de los recursos a tu alcance, debes creer en tu proyecto y estar dispuesto a hacer sacrificios para lograr que sea exitoso.

En tu camino encontrarás algunas personas que no entenderán tu visión, es por eso que los mentores serán una parte fundamental en tu carrera durante esta etapa tan emocionante y, a la vez, tan estresante. Ellos te ayudarán a ver los problemas de una forma distinta y descubrir cosas en ti que tú mismo no puedes ver; te sacarán de tu zona de confort y te abrirán los ojos a nuevas oportunidades.

Todo joven líder necesita un mentor. Lo importante es encontrar a uno empático con tu proyecto y tu personalidad, pero más importante, que comparta tu visión y confíe en tus capacidades.

2. Sé duro con los problemas, no con las personas
Hablando de liderazgo, todo CEO necesita ser resistente y tener el valor de tomar decisiones difíciles. Sin embargo, es clave que enfoques tu resiliencia y valor en los problemas a los que se enfrenta tu negocio; jamás debes hacerlo con tu equipo de trabajo, co-fundadores y personas que te rodean para liberar tu estrés.

Si buscas fomentar una cultura positiva dentro de tu startup y tu visión es de largo plazo, es muy importante cultivar el respeto hacia tu gente, tus clientes y tus empleados.

El rol de un líder es inspirar más allá de dar miedo. Esto no significa ser “suave”, debido a que la actitud que tomes definirá la cultura de tu empresa.

3. El emprendedor toma riesgos validados
Un emprendedor exitoso tiene el valor de tomar riesgos sabiendo que éstos son esenciales para impulsar a su empresa y al mismo tiempo reconoce el fracaso como un éxito de aprendizaje.

Toma riesgos para validar tu modelo de negocio o para invalidar tu idea, lo cual puede ser considerado como éxito en ambas situaciones. Invalidar tu idea o fracasar rápidamente te permite continuar validando otras cosas sin desperdiciar muchos recursos, esfuerzo y sobre todo tiempo en un proyecto romántico que no tiene pies ni cabeza.

Emprender no es algo que se puede enseñar, es un estilo de vida, una forma de pensar; lo que sí se puede enseñar son herramientas para fortalecer las capacidades del emprendedor, para minimizar el riesgo y encontrar soluciones más rápidas.

4. Evoluciona como líder, aprende y capacítate
Un emprendimiento no tiene un camino definido, por lo que tienes que estar preparado para adaptarte, cambiar tu enfoque y capacitarte constantemente durante todo el ciclo de vida de tu empresa.

“El conocimiento es poder”. Si eres de los emprendedores cuya empresa ya cumplió un año, cuentas con métricas validadas y has encontrado la tracción de crecimiento, mis respetos; pero no te confíes: una empresa en crecimiento necesitará aún más de tus habilidades y conocimientos como líder ya que te enfrentarás a nuevas dificultades y retos para mantenerla viva y potencialmente llevarla a competir con los niños grandes.

Uno de los mayores retos que tienen los líderes veinteañeros es el manejo de grandes equipos de trabajo y la eficiencia como líder para dirigir una empresa en aceleración. Así que empieza a enfocarte en fortalecer tus destrezas de negocio desde ahorita, antes de que la ola de crecimiento te revuelque y tu Consejo de Administración te remueva como CEO.

5. Haz planes trimestrales, pero piensa en años
Es muy importante como emprendedor planificar en corto plazo pero nunca perder de vista el horizonte:¿dónde quieres posicionar tu empresa?, ¿dónde cumplirás con tus objetivos personales? y ¿cómo alimentarás tu propósito de vida?

El lanzamiento de una empresa requiere de una visión de largo plazo, pero debe ser medida en pequeños avances: validación, consolidación, trabajo en equipo, desarrollo, rondas de inversión, lanzamiento de nuevos productos, IPO (Oferta Pública), etcétera. Los CEOs jóvenes necesitan hacer planes para mantener su empresa en el futuro, creando valor sostenidamente, procurando la mejora continua e identificando las ineficiencias del mercado para mantener el liderazgo en su industria.

Lo que yo trato de fomentar en los emprendedores que se encuentran en The Pool, es encontrar la idea tri-perfecta: Que seas “experto” (aunque tomemos en cuenta que ningún emprendedor es completamente experto cuando va empezando al construirla), que sepas cómo ganar dinero de ella y lo más importante, que te apasione. La pasión es el factor más relevante, sin ella no existirá una sintonía en tu negocio con tu visión, tu personalidad y mucho menos con tu objetivo de vida.

Te invito a realizar esta introspección antes de emprender cualquier cosa; y si ya estás desarrollando un emprendimiento, valida que sea realmente donde quieres dedicar todo tu tiempo. El dinero sube y baja, las relaciones van y vienen, pero el tiempo es el único elemento lineal que no podrás recuperar nunca; es tu recurso más preciado cuando emprendes un negocio, adminístralo bien.

   *Luis X. Barrios es Fundador y Director de ThePool. Su meta es convertir ideas en negocios y apoyar a emprendedores a cumplir sus sueños.

     @lxbp