Noticias

La AMF tiene nuevo presidente

José Luis Navarro, director de Finca Santa Veracruz, trabajará por una mayor competitividad del sector franquicias en México.
La AMF tiene nuevo presidente
Crédito: Depositphotos.com

Presentado en una candidatura de unidad, la asamblea general de la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF) nombró a José Luis Navarro, director general de Finca Santa Veracruz, como su nuevo presidente el pasado 20 de febrero.

El Consejo Directivo entrante incluye a Gilda Herrero, de Impuestum Contadores, Eduardo Mussali, de Press á Print, Bárbara Ruiz, de Quickliss, Christophe Belloncle, de Evercil, Jacobo Buzali, de Pakmail, y Jaime Castillo, de Grúas Gorilas. Y como una tradición dentro de la AMF, Diego Elizarrarás, el presidente saliente, será el delegado de Asuntos Internacionales.

A decir de Navarro, su equipo trabajará sobre cuatro ejes fundamentales:
- Tecnología, para proveer a las franquicias y puntos de venta de herramientas de software y hardware.
- Capacitación no sólo especializada, sino masiva para todos los interesados: franquiciantes, franquiciatarios, empleados y colaboradores.
- Energía Pyme, para que el sector tenga acceso a la producción de energía verde, renovable y económica, así como a las ventajas que ofrece el ahorro energético. 
- Responsabilidad social, para que las franquicias no sean ajenas y tengan más programas de este tipo que beneficien a la sociedad.

Además, centrará sus esfuerzos en ampliar la afiliación con la integración de los franquiciatarios y proveedores a la AMF. “Buscamos crear el ecosistema de las franquicias. Todo esto se va a traducir en más competitividad para el sector, que es nuestro fin último”, señala el empresario.

Las franquicias celebran los 25 años de su asociación

La AMF, organismo que vela por los intereses de las franquicias en el país, cumplió en febrero 25 años de labor. Diego Elizarrarás, su presidente saliente, recordó que fue en 1989 cuando se reunieron los consultores Juan Huerdo, Enrique González Calvillo y Juan Manuel Gallástegui, así como las marcas Holiday Inn, Howard Johnson y KFC, con el objetivo de que la franquicia tuviera un marco jurídico que le diera validez y certeza jurídica. Para el primer año de operaciones, 12 empresas integraban la AMF. Hoy, el sector está compuesto por 1,400 marcas (85% mexicanas), ocho consultoras certificadas y una red de 360 franquiciantes afiliados a la AMF, además de franquiciatarios, colaboradores, proveedores y aliados estratégicos.

Para Elizarrarás, el mayor logro conseguido en ese cuarto de siglo fue acercar a las franquicias como un modelo para el desarrollo económico de México, involucrando incluso al Gobierno y a la banca comercial en el dinamismo del sector, que en 2013 creció un 10 por ciento.

Como parte de la celebración, la AMF publicará un libro en el que participarán la Secretaría de Economía, el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), ProMéxico, personajes clave y marcas reconocidas. “Vienen tiempos de consolidación y diversificación, pues las necesidades y expectativas han cambiado, pero el carácter de comunidad y de responsabilidad del gremio seguirán siendo pilares para los siguientes años”, confió Elizarrarás.