Startups

Una red social educativa

Cúrsame busca acortar la brecha digital y mejorar la enseñanza con una plataforma online que permite a maestros, alumnos y padres interactuar.
Una red social educativa
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Tener la mejor idea para iniciar un negocio no es tan importante como animarte a poner en marcha aquella que puede ayudarte a resolver la necesidad que encontraste en el mercado. Hace tres años, los primos León y Alfredo Reyes detectaron que no todas las escuelas contaban con herramientas en Internet interactivas, de calidad y fáciles de usar, que hicieran más sencillo el proceso de enseñanza-aprendizaje. Por lo que se propusieron crear una.

El resultado fue Cúrsame, una plataforma que funciona en forma de red social privada y que conecta a maestros, alumnos, directivos y padres de familia de una misma escuela, permitiéndoles interactuar social y académicamente, además de tener una función para mejorar la administración escolar. Gracias a esta solución, los alumnos pueden participar en foros, tomar cursos, resolver ejercicios, entregar tareas, estar en contacto con sus maestros vía chat, etcétera.

Los profesores pueden dar clases, subir presentaciones, responder dudas, obtener estadísticas y generar nuevos materiales para mejorar sus clases o ayudar a aquellos estudiantes en sus áreas más débiles. En tanto que los padres de familia logran ver el avance de sus hijos y darle seguimiento a sus actividades. “De este modo, el proceso de instrucción se hace más productivo”, sostiene León.

Adicionalmente, Cúrsame permite alcanzar una mayor penetración tecnológica en lugares donde la brecha digital es amplia. “Nos dimos cuenta de que existen múltiples barreras de entrada por la falta de infraestructura o porque muchos maestros desconocen cómo usarla”, comenta el emprendedor. El siguiente paso fue visitar estas comunidades para analizar el nivel de adopción tecnológica e impartir cursos no sólo en el uso de Cúrsame, sino en instrucción general en tareas que van desde prender una computadora, mandar un correo electrónico o hacer una presentación en Internet.

La herramienta ha beneficiado a más de 60,000 usuarios en 10 estados del país. El rango va del 5º grado de primaria hasta el nivel profesional. Las escuelas con las que trabajan son tanto públicas (dando el servicio gratis) como privadas, a las que se les cobra una cuota de unos US$5 mensuales por usuario. Y recientemente firmaron un acuerdo para que todas las secundarias técnicas del DF utilicen Cúrsame.

El secreto de los emprendedores fue perder el miedo y desarrollar el primer producto. “Lo metimos como piloto a la Escuela de Ciencias Económicas del IPN y comenzó a viralizarse. Los alumnos le pedían a sus maestros utilizarla. A partir de ahí lo hemos mejorado constantemente”, señala León. Otra ventaja de esta solución es que se encuentra en la nube y sólo requiere de una conexión a la red para poder usarse.