Recursos Humanos

Diseña una oficina que tú y tu equipo amen

Toma nota de estos consejos para decorar y ensamblar un espacio de trabajo que invite a la colaboración, creatividad y productividad.
Diseña una oficina que tú y tu equipo amen
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

La decisión de rentar una oficina es uno de los mayores compromisos que una empresa en crecimiento debe tomar eventualmente. No sólo es un gran compromiso en términos de presupuesto, sino que este espacio será un factor crítico para tu cultura empresarial, tu habilidad para reclutar y retener talento y para la felicidad de tu equipo.

Como todo en la vida, existe un balance. No necesitas gastar la mitad de tus ingresos en renta, pero tampoco debes mudarte a un espacio sin vida. Tendrás que entender qué es importante para tu equipo para alcanzar el estándar que tus empleados aceptarán.

Como alguien que lleva más de una década ayudando a empresas a encontrar oficinas y entrevistando a los fundadores, puedo asegurarte que no es una pérdida de tiempo. Hay muchas maneras de conseguir que tu equipo se sienta cómodo y productivo en tu espacio de trabajo.

Involucra a tu equipo en la investigación. A tu equipo le encantará que los incluyas en la elección. Investiga cómo les gusta trabajar: parados, sentados, en un sillón, en un espacio abierto o cerrado. También identifica en qué horarios les gusta trabajar: mañana, tarde o noche. Entiende lo que es importante para ellos y obtén cuanta información sea posible para iniciar tu búsqueda por el espacio ideal.

Pídeles su ayuda para encontrar el mobiliario. Una actividad que he encontrado muy útil es darle a cada miembro del equipo $100 dólares y llevarlos de compras para amueblar su espacio. Con ese dinero no podrán comprar muchas cosas, pero el mensaje es la confianza que depositas en ellos y empoderarlos a tomar decisiones. Lo que conseguirás no tiene precio y ayudará a unir a tu equipo. Podrías gastar un poco más de lo que esperabas, pero el retorno lo valdrá.

Dedica una semana a colocar tu oficina. Deja que tu equipo utilice los primeros días en el nuevo espacio para decorarlo e instalar los muebles. Aunque esto podría parecerte poco productivo (y más tomando en cuenta que tienes tiempo y recursos limitados), la realidad es que este tipo de ejercicios encantará a tu equipo.

Decoren juntos el espacio. ¿Por qué no elegir una pared vacía en la oficina, comprar algo de pintura y marcadores y hacer que todo el equipo lo decore? Tus empleados te agradecerán tener un día para crear una oficina inspiradora y para conocer mejor a los integrantes del equipo.

Haz preguntas. Coloca un pizarrón blanco y escribe una pregunta distinta cada día. Las preguntas correctas generan respuestas apasionadas, las cuales ayudarán a tus empleados a encontrar puntos en común y a construir relaciones genuinas en la nueva oficina.

Permite que cada empleado personalice su espacio. Cuando les preguntamos a los entrevistados acerca de su parte favorita de la oficina, la mayoría dice que su escritorio. Es un hogar lejos del hogar, por lo que les gusta adueñarse de él y personalizarlo lo más posible. Por ejemplo, Google le da a cada equipo permiso para decorar su área, lo que permite que los trabajadores demuestren su creatividad.

Crea áreas para colaboraciones casuales. De “choques accidentales” a reuniones no planeadas, la idea es crear áreas donde las personas se puedan reunir. Conforme tu compañía crece, la innovación y la colaboración se hacen más importantes, y a la vez más difíciles.

Ten en mente que no se trata del espacio. Finalmente, el espacio no crea tu cultura –es la gente quien la crea. El espacio termina siendo una manifestación física de tu cultura, pero su rol principal es ayudar a tu equipo. Un espacio que refleja tu cultura y que sea disfrutable para tu equipo es lo que ayuda a construir relaciones.