Emprendedores

Applícate en la carrera empresarial

Resolver una necesidad personal catapultó a Yaxi, una app para pedir taxi, en el mercado de las aplicaciones móviles.
Applícate  en la carrera empresarial
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Chris Anderson afirma en su libro The Long Tail: Why The Future of Business Is Selling Less of More (2006) que la tecnología realmente valiosa integra soluciones para necesidades de nicho. Por ejemplo, un grupo de usuarios de celular en México tiene derecho a hablar gratis y sin costos adicionales por cinco minutos a ciertos números telefónicos. Pasado ese tiempo, la compañía cobra los minutos extra. “Una dificultad que a mí me ocasionó mucho gasto cuando hablaba por teléfono con mi novia”, cuenta Sebastián Barrios Mendoza, fundador de Zeb Studios, una desarrolladora de tecnología y contenidos móviles para negocios e instituciones públicas. La conclusión fue crear una app: Call+Data Monitor, resultado de un curso en línea para programar celulares que tomó Sebastián por parte de la Universidad de Stanford.

A pesar de continuar con sus estudios como el resto de sus compañeros, el emprendedor también ha tenido que aprender a crecer como profesionista y empresario. Bajo la premisa de solucionar más problemas cotidianos, Sebastián lanzó a finales de 2012 Yaxi (yaxi.mx), una aplicación gratuita para solicitar un taxi desde un smartphone a cambio de un costo adicional de $5 sobre la tarifa que cobre el taxímetro.

“Quienes busquen hacer algo con la tecnología móvil, tienen que pensar en los verdaderos problemas que aquejan a grupos de personas con hábitos de consumo específicos”, agrega el joven de 23 años, cuyas expectativas, tras ganar el Premio al Estudiante Emprendedor en 2012, se resumen en terminar sus estudios y consolidar este nuevo proyecto que involucra a taxistas, usuarios y una nueva forma de experimentar y profesionalizar un oficio común. “Queremos demostrar que México tiene la capacidad de crear productos de alto impacto tecnológico”, agrega.

Cambio de hábito

El emprendimiento se dio mientras Sebastián estudiaba la carrera de Ingeniería en Computación y la Ingeniería en Telemática al unísono en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). “En 2009 ingresé a la carrera, pero entonces la universidad tenía poco interés en fomentar el emprendedurismo; en realidad, todo el impulso que hoy se le da a los empresarios que estudian ahí, ha sido un cambio en la forma de ver las cosas”, añade. Incluso él mismo no tenía una empresa propia como horizonte.

Tras el éxito en la App Store de Call+Data Monitor, Hoteles City Express lo contactó con el fin de que diseñara una app para sus clientes. Dado que esto implicaba otro tipo de responsabilidades, buscó socios y comenzó a diseñar soluciones móviles para instituciones gubernamentales y marcas como Telmex y Lo Mío es Tuyo. “Aprendí a ser más organizado y pagar nómina, en lo cual me ayudó uno de mis socios, quien ya tenía experiencia en ello”, dice el emprendedor.

Los inversionistas de 500 Startups Mexico City han descubierto que la disciplina, ingenio y capacidad de identificar nichos desatendidos o con problemáticas por resolver a través de la tecnología, le han dado a Sebastián una ventaja competitiva frente a otros desarrolladores. Entre otras cosas, cuenta con las ventajas del estudiante promedio: a) hay pocas barreras y prejuicios, pues está en etapa de formación y experimentación; b) no tiene necesidad económica inmediata, ya que aún depende de los padres; y c) no se encuentra condicionado por las circunstancias del mercado.

“Todos los jóvenes tenemos que aprovechar las nuevas políticas gubernamentales, hacer nuestra la oportunidad del ecosistema empresarial de fomentar la independencia económica. Emprender en el presente podría ser el futuro para muchos”, finaliza Sebastián.

La tecnología realmente valiosa integra soluciones para satisfacer necesidades de nicho de forma efectiva.