Marketing

10 cosas que haces mal en redes sociales

Tener usuarios leales no es fácil. Descubre los puntos que debes tomar en cuenta al publicar en tus perfiles en social media.
10 cosas que haces mal en redes sociales
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Hay una gran diferencia entre crear perfiles en las redes sociales, siendo hoy en día la expectativa de las empresas, y realmente construir una red de seguidores importante que contribuya a los objetivos de tu negocio.   

Cualquiera de las 10 siguientes señales pueden ser indicadores que estás girando más cerca del primer escenario:

1. No actualizas regularmente. El pecado cardinal número uno que la mayoría de los nuevos vendedores de las redes sociales cometen es no apegarse a un horario regular para publicar. Si tus seguidores ven que no hay acción en tus perfiles por algunos días (por no hablar de unas pocas semanas o meses) eventualmente se les quitará el hábito de revisar las páginas de tu negocio.

2. No estás ganando seguidores. Adquiriendo seguidores no es la manera perfecta de medir el éxito de tu red social. De cualquier manera, si tus seguidores sociales no están creciendo como resultado de tus esfuerzos de marketing, debes reevaluar tu estrategia. Intenta proponer algo nuevo que involucre a una mayor cantidad de personas a través de los datos demográficos más amplios.

3. Difundes en lugar de participar. Suena como cliché, pero las redes sociales tienen que ver con la conversación. Si constantemente estás difundiendo y mandando todo lo que piensas al espacio digital hacia un solo sentido—estás perdiéndote de los poderosos beneficios que vienen de un verdadero compromiso.

4. Utilizas tus perfiles sociales como corrientes de anuncios. Bajo ninguna circunstancia debes tratar tus perfiles sociales como otra avenida para mandar tus argumentos de venta y mensajes de marketing. El contenido que compartes en tus redes sociales debe ser informativo, atractivo, entretenido y/o conversacional. Girando constantemente hacia el territorio de ventas es una manera segura para hacer que tus seguidores no te presten atención.

5. Publicas las actualizaciones en todos tus perfiles sociales. Los tipos de contenido que ayudan en Facebook son diferentes de aquellos que son buenos en Twitter, los cuales son diferentes de aquellos que nos llaman la atención en Pinterest, Google+ o cualquier otra red social. Si publicas la misma actualización en todos tus canales sociales, te estás perdiendo de una oportunidad de interactuar efectivamente con tus seguidores en cada sitio.

6. No has establecido las guías sociales de tu marca. Parte de un buen branding es establecer un conjunto de directrices que dictan cómo controlar la imagen de tu compañía en público—y las redes sociales no deberían ser excluidas de este proceso. Un buen documento de directrices sociales de la marca incluiría las sigueintes especificaciones (entre otras que pueden ser relevantes para tu compañía):

•    ¿Quién es responsable de actualizar tus perfiles sociales?
•    ¿Qué tan frecuente serán actualizados tus perfiles sociales?
•    ¿De qué tipo de contenido harás las publicaciones?
•    ¿Qué imágenes usarás en tus publicaciones?
•    ¿Qué tipo de “voz” usarás cuando hagas publicaciones?

7. Usar una estrategia de “publicación por publicación”. Aunque parezca que el marketing de las redes sociales es una actividad de un rato, las empresas que obtienen los mejores resultados son los que desarrollan una estrategia general para conectarse con sus seguidores. Si tu negocio no tiene esto, debes invertir algo de tiempo estableciendo metas globales de los medios sociales que conducirán tus publicaciones diariamente.

8. Ignorar (o borrar) las menciones sociales negativas. No importa qué tan “buena” sea tu empresa, los comentarios negativos suceden. Y cuando lo hacen, solo hay una manera de responder. En lugar de ignorar el mensaje—o peor borrarlo—ofrece tus más sinceras disculpas, una explicación cándida de lo que salió mal y las acciones que piensas tomar para compensar al cliente ofendido o asegurarte de que el problema no volverá a pasar en un futuro.

9. No respondes rápidamente a las publicaciones. De acuerdo a una encuesta dirigida por Social Habit, 32 por ciento de los clientes que contactaron a los negocios para apoyo vía los canales sociales esperaron una respuesta por 30 minutos. Para hacerlo todo peor, 24 por ciento esperan una respuesta de 30 minutos sin importar cuándo fue hecho el contacto inicial—aunque haya sido fuera de horarios de oficina.

¿El resultado final? Cuando un cliente te pregunte algo, debes responder rápido. Si monitorear tus perfiles individuales es muy pesado, considera herramientas como Hootsuite o Sprout Social para simplificar el proceso.

10. No estás rastreando la devolución de una inversión. Finalmente ten en mente que mientras las conversaciones sociales de los medios son importantes, tu negocio debe recibir un valor tangible por tus esfuerzos—y sabrás si estás sacando más de lo que diste al rastrear el regreso de tu inversión. No importa el resultado que esperas recibir a través del marketing de las redes sociales, no hay manera de rastrear y cuantificar tus esfuerzos para que tus recursos estén asignados sabiamente.