Productividad

Tips para explotar a tu procrastinador interno

Aprovechar al máximo tu tiempo libre muchas veces puede ayudarte a tener una gran idea para tu negocio. Descubre cómo hacerlo.
Tips para explotar a tu procrastinador interno
Crédito: Depositphotos.com
VIP Contributor
Author, Sales and Traffic Expert, CEO and Founder of Perry S. Marshall & Associates
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Hace diez años mi amigo Bill dijo, “Perry tengo una idea de un millón de dólares para ti. Sólo hay una trampa: si vendes un millón de dólares, tienes que dar 10,000 dólares a mi causa social favorita.”

“De acuerdo Bill”, le dije. Él insistió que estaba dejando mucho dinero en la mesa sólo escribiendo y publicando libros. Me aconsejó expandir mi negocio a uno de coaching. Decidí que tenía razón. ¿Y adivinen qué? Se me hizo bastante difícil convencerme de hacerlo. Cuando me senté a ejecutar los detalles, mi procrastinador interno me dijo: “Espera un minuto, por qué no vas a cortarte el cabello”.

Reconocí el procrastinador interno como una señal de que estaba en el camino correcto. Me propuse entonces a terminar el proyecto. Ese movimiento aumentó al doble mis ingresos. La causa social favorita de Bill, una escuela en Philadelphia, recibió un cheque por 10,000 dólares.

Soy un abogado apasionado de la regla 80/20, que establece que el 80 por ciento de tus ventas vienen del 20 por ciento de tus clientes. Aplica también en otros aspectos de tu negocio y en tu vida, por ejemplo saber qué haces en tu tiempo libre. He descubierto que tu procrastinador interno-si prestas mucha atención-te dirá lo que deberías estar haciendo.  

La mayoría de las actividades de ese 20 por ciento que produce el 80 por ciento de tus resultados son las mismas cosas que provocan que procrastines—borrar mails antiguos o en lugar de eso regar tus plantas.  

Eventualmente tuve que enclaustrarme en una librería sin internet para trabajar en el marketing de un movimiento empresarial que me asustó mucho. Esos demonios dentro de mi cabeza sabían que era una buena idea, así que decidí escucharlos.

Cada vez que mi procrastinador interno me diga que revise Twitter o planche mis camisas, en lugar de lo que estado planeando, sé que estoy en el camino hacia algo bueno.

No es que no queramos trabajar. Es sólo que tenemos miedo de hacer el trabajo que mueva la aguja. La mayoría de nosotros tenemos miedo al éxito. Aquí hay algunos consejos sobre cómo dirigir al procrastinador interno para tu ventaja:

Voltear la lista diaria de tareas pendientes. Despiértate y enlista diez cosas que necesitas hacer hoy. Las probabilidades son que por lo menos uno vale diez veces más que el resto. Nuestra tendencia humana natural es posponerlo hasta más tarde, desviándonos hacia tareas mundanas como Facebook. Inventamos razones diabólicamente inteligentes para no tener hechas las cosas. Sigue tu instinto y hazlo. Ahora (o por lo menos después de que termines de leer este artículo).

El “demonio procrastinador detector de oportunidades” sirve también para grandes proyectos. Si estás completamente consumido con trabajo de diez dólares la hora, no tienes tiempo de parar y preguntarte “¿Qué reserva debería presentar la siguiente semana que duplique las ventas el siguiente año?”
La pregunta hace que te retuerzas. Entre más desconcertante, mejor. Esto reta el status quo. Lo que sea que te de ese escrupuloso y familiar sentimiento de pedir por un cheque grande—o por la llaves del auto de tu papá a las 11 de la noche—ese plan probablemente pertenece a la cima del montón.

Hacer uso constructivo del tiempo que liberas. Le insisto a los emprendedores que contraten a limpiadores de casas y asistente personales para liberarse de las actividades mundanas. ¿Qué haces con esas dos horas extras libres? Podrías desperdiciarlas—o engrandar tu estrategia de negocio.

El perfeccionismo es la raíz de todo mal. Muchos de nosotros calmamos nuestra ansiedad y permanecemos mediocres perfeccionando cosas que no necesitan ser perfectas. Pasas 15 minutos al día editando ese mail antes de presionar enviar. Limpias tu carro dos veces por semana.
Ser un procrastinador no siempre significa no hacer nada, es hacer lo que es más cómodo.

Pon “hacer nada” en tu lista de quehaceres. Soy un gran abogado del Sabbat, tomándome sábados o domingos libres. En lugar de perder mi tiempo en el trabajo ocupado y revisando e-mails, todos deberían crear un espacio donde recen o mediten—o donde simplemente no hagan nada. Las mejores ideas de tu negocio vendrán cuando no estés trabajando. Cuando te diviertas haciendo lo que te gusta, ya sea leyendo novelas o jugando a la pelota con tus hijos, eso alimenta la creatividad.

Yo aprendí esto de la manera difícil. Pase años con el acelerador a fondo, trabajando siete días a la semana. No me llevó a ningún lado porque no estaba haciendo lo que más necesitaba.

Escucha al “demonio procrastinador detector de oportunidades”. Escoge la cosa que te pone más ansioso. Luego dirígete hacia el viento, porque esas ansiedades son solamente pequeños indicios de un éxito más grande.

Keep Reading

Mexico Desconocido

Homenaje a Toledo: volarán papalotes en la CDMX el 15 de septiembre

El domingo 15 de septiembre realizarán un homenaje a Francisco Toledo en la CDMX. Decenas de papalotes volarán por los cielos para recordarlo.
Nupcias Magazine

Montajes de boda 100 por ciento mexicanos

¡Viva México y sus diseñadores! Talento nacional para tu gran día.
Cine Premiere

Taquilla México: El capítulo histórico de It dentro el género de terror

It: Capítulo 2 se ha convertido en el mejor estreno no-Disney en la taquilla de México y ha entrado en el top 40 histórico de películas más taquilleras.
Altonivel

La startup chilena que lleva los idiomas a las cafeterías llegó a México

Poliglota

Hace 10 años, en 2009, José Sánchez y Carlos Aravena, en ese entonces alumnos de la Universidad Católica de Chile, decidieron crear un nuevo modelo educativo para la enseñanza y aprendizaje de idiomas, proyecto al que más tarde se sumaría Nicolás Fuenzalida. Y es que, durante años, intentaron aprender inglés a través del método tradicional: en una escuela de idiomas, con el clásico método de memorización, materiales que no se actualizan constantemente y los típicos exámenes en papel, pero nunca fueron capaces de lograr una conversación fluida.

Tras 5 años de desarrollo y perfeccionamiento, estos 3 emprendedores finalmente lograron su cometido: crear un método innovador de enseñanza de idiomas y levantar recursos por un monto de 300,000 dólares de un Fondo de Inversión suizo para lanzar al mercado chileno su startup, a la que llamaron Poliglota.

Fue tal el éxito de Poliglota en Chile que al poco tiempo vino la internacionalización. En 2018, la compañía arribó a México, uno de los mercados más importantes en Latinoamérica, debido a su vecindad con Estados Unidos, que es su principal socio comercial; y más tarde llegaron a Perú. El próximo año, Aravena y sus socios tienen pensado abrir operaciones en Brasil, el gigante de la región; así como consolidar su presencia en México, país donde solo el 5% de su población habla fluidamente el idioma inglés, aunque dicho porcentaje es más alto que el de Latinoamérica, que es de solo 2%.

Poliglota

Lee: 6 idiomas que te abrirán la puerta a un mejor empleo

Para ello, la startup chilena pretende levantar, en el segundo semestre del año, entre 3 y 5 millones de dólares (mdd) de Fondos de Inversión de México, Chile y Miami. 

“Esta segunda ronda para levantar recursos se abrió en agosto pasado y se cierra en enero de 2020. Hemos decidido abrir las puertas de Poliglota a inversionistas de Fondos de Inversión que quieran sumarse para continuar con nuestra expansión en Chile y México, donde nuestra metodología ha tenido una alta demanda; queremos ser más agresivos en estos mercados y también abrir operaciones en Brasil, que igualmente es un gran mercado, al que queremos llegar. Vamos con todo”, subrayó Sánchez, en entrevista con Alto Nivel.

Hoy, Poliglota cuenta con 500 profesores y 12,000 estudiantes, de los cuales 4,000 alumnos se encuentran en México y el 90% de estos estudia el idioma inglés. “Este año vamos a cerrar con 8,000 alumnos en Ciudad de México y en 2020, año en que abriremos operaciones en Monterrey y Guadalajara, el objetivo es alcanzar la cifra de 20,000 estudiantes; queremos convertir a México en un país bilingüe”, indicó el fundador de Poliglota.

Poliglota

Lee: ¿Cuáles son los idiomas más competitivos para trabajar?

Del aula a la cafetería

Pero ¿qué hace a Poliglota tan diferente del resto de las escuelas de idiomas? Primero, ofrece clases de inglés, francés, italiano, alemán y portugués en grupos pequeños, de 3 a 8 estudiantes por grupo, que garantizan un feedback personalizado del profesor; segundo, los profesores son expertos en el idioma y están preparados para enseñar, corregir y alentar el avance del alumno; tercero, los grupos son nivelados, es decir, están conformados con personas que tienen el mismo nivel, lo que facilita la conversación, sin miedo a equivocarse; cuarto, el método se centra en la práctica real de capacitar para la comunicación; quinto, las clases se imparten en cafeterías cercanas a la casa u oficina de los estudiantes, que son ambientes sociales que invitan a la conversación; y, por último, las clases (2 por semana de 90 minutos) se toman en horarios pensados para que no interfieran con las actividades de las personas. 

“Algo muy importante es que contamos con profesores de diferentes nacionalidades: Gran Bretaña, India, Lituania, Italia, Alemania, Francia, Portugal, México, Estados Unidos, entre muchos otros. Estamos en un mundo global y te puede tocar hablar inglés u otro idioma con alguien de otro país que tiene una pronunciación diferente y no entender nada, no lograr comunicarte. Pero no solo eso, nuestros profesores son gente interesante, con distintas profesiones, que nosotros preparamos y que pueden aportar otro tipo de conocimientos y experiencias a nuestros alumnos. En los niveles básicos, nuestros profesores hablan muy bien el español, pues muchos de ellos son mexicanos y latinoamericanos, pero a medida que se avanza los maestros son de otros países, que no hablan nada de español”, explicó Sánchez.

Lee: Hablar idiomas, básico para conseguir un buen trabajo

Todo parece indicar que esta startup chilena tiene un futuro promisorio dentro de la industria de la enseñanza de idiomas, cuyo valor de mercado a nivel global se estima en más de 20,000 mdd. Y México será clave de ese futuro.

More from Entrepreneur

Jon Horowitz is dedicated to helping brands with grow their social footprint by aligning with influencers and creating innovative content.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Are you paying too much for business insurance? Do you have critical gaps in your coverage? Trust Entrepreneur to help you find out.

Latest on Entrepreneur