Emprendedores

Sé dueña de tu propia empresa

Conoce a Claudia Ferrara, emprededora exitosa y fundadora de Saniklin, empresa de productos de limpieza biodegradables.
Sé dueña de tu propia empresa
Crédito: Depositphotos.com

La mujer sigue ganando terreno en todos los ámbitos, y los negocios no son la excepción. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en México 19 millones de mujeres conforman la Población Económicamente Activa (PEA). De ellas, el 2.6% son empleadoras, un porcentaje que ha crecido en 0.8% desde el año 2005.

Claudia Ferrara es un ejemplo. Hace nueve años emprendió con Saniklin (www.saniklin.com), un negocio que se dedica a la fabricación y venta de artículos de limpieza enfocado a las empresas. Desde hace un lustro, esta compañía no ha dejado reportar números negros. La empresaria señala que durante los últimos años ha crecido a un ritmo promedio del 20% anual.

El sector de los productos de limpieza en México está compuesto por unas 2,000 marcas, en su mayoría Pymes. Según estimaciones de la International Sanitary Supply Association (ISSA), una asociación internacional que agrupa a más de 6,500 empresas y proveedores de limpieza a nivel global, el mercado de la limpieza en México está en evolución constante y crece a tasas del 7% cada año.

La mercadóloga de profesión atribuye el éxito de Saniklin al trabajo constante, la calidad de su servicio y, sobre todo, a que no ha tenido miedo a innovar. Y lo hizo en 2004 abriendo una página Web en un momento en que la conexión a la red aún se hacía por medio de la línea telefónica. “La idea era mostrar una imagen lo más profesional posible”, dice. Luego, fue pionera en la producción y comercialización de productos biodegradables, pues en esa época no había tanta conciencia sobre el cuidado del medio ambiente.

“Cuando tienes tu propio proyecto es como tener un libro en blanco en el que vas escribiendo lo que quieres. No hay límite de nada”, comenta y recuerda que ese fue uno de los factores que la motivó a emprender. Pero para no llevarse desilusiones, hay que capacitarse constantemente y tener los ojos abiertos para observar cómo responde el mercado. “Si tus ideas no son buenas o tu cliente no las acepta, el negocio se va para abajo”, advierte.

Al igual que muchos emprendedores, Claudia aprendió a prueba y error. A pesar de que en la escuela le enseñaron a elaborar un plan de negocios, la empresaria confiesa que no inició su negocio con uno. “Es importante hacerlo porque te permite enfocarte, ver quiénes son tus clientes, tener un organigrama y planear tu crecimiento por etapas”, explica.

Además, señala que lo más importante son los números. “Si observas que tu proyecto no van bien, aunque estés enamorado de él, córtale antes de que se haga una bomba de tiempo”, aconseja. La respuesta está en analizar lo que sucede con tu emprendimiento y ver si realmente es rentable. De lo contrario, debes darle un giro, bajar los costos o innovar.

Claudia señala que en su caso lo que tuvo que hacer fue introducir nuevos productos –que era lo que le pedían sus consumidores– para poder vender más. “La clave de cualquier negocio es el dinero y quien te da dinero son los clientes. Aunque te presten $20 millones, si no tienes a quién venderle, al final lo vas a deber y hasta más de lo que pediste”, dice.

La emprendedora opina que, a diferencia de sus inicios con Saniklin, en la actualidad es más fácil emprender en el país. “Hay más información y apoyos tanto de gobierno como de parte de los inversionistas”, sostiene. También observa que hoy hay más apertura para aceptar que una mujer puede ser dueña y manejar un negocio. “Al principio no me presentaba como dueña porque cuando lo hacía me iba mal. Lo bueno es que la situación cambió, pues las mujeres trabajamos bien y somos muy comprometidas”,  subraya.

En 2004 Saniklin empezó con tres personas y actualmente tiene dos sucursales y da empleo a 35 colaboradores. Cuenta con una flotilla de 17 camionetas y cobertura a nivel nacional. Maneja siete categorías de productos y un catálogo de 1,500 artículos. Entre sus principales clientes se encuentra el gobierno. Mientras que los planes para 2014 es comenzar a crecer con sucursales en el interior del país.