Marketing

Gana con imágenes increíbles

Crea contenido de valor con fotos y diseños que se viralicen en redes sociales. Todo desde un smartphone o tablet.
Gana con imágenes increíbles
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

De acuerdo con el Interactive Advertising Bureau México (IAB), los nuevos formatos de publicidad móvil están en expansión. Tan sólo en 2012 se registró un crecimiento del 82.8%, lo que significa que en todo el mundo se invirtieron US$98,900 millones únicamente en este rubro. Esto se debe al alcance que tienen los nuevos dispositivos móviles de cuarta generación para que los usuarios se conecten a Internet casi desde cualquier parte.

Tal penetración de esta tecnología deriva, a decir de Juan Manuel Latapí, community manager y administrador de contenidos en empresas de tecnología, en un cambio en la forma de ver y atender los mensajes. “La estética de las aplicaciones móviles, la navegabilidad y el formato de las pantallas –que aumentan en calidad, pero disminuyen en tamaño respecto a las computadoras de escritorio–, perfilan una forma más ligera de visualizar las cosas e inducen a exigir imágenes, fotografías y diseños más adaptables a dispositivos como smartphones y tablets”, explica.

Ojo: tampoco basta con tomar una simple fotografía o diseñar un cartel y subirlo a la red para que tu negocio empiece a marchar. La publicidad on line funciona de otra manera; por ejemplo, tiene que ser más espontánea y de muy alta calidad. De acuerdo con Carlos Aranda, fotógrafo profesional que colabora con diversos medios y proyectos artísticos, lo principal en términos de imagen es, en primer lugar, presentar a tus clientes los atributos de tu producto o servicio.

“Muchas veces vemos fotos que en lugar de acercar al cliente, lo alejan. No hay que olvidar que el objetivo de la fotografía publicitaria es embellecer un producto”, declara el experto. “La fotografía es un lenguaje, como el escrito; y si escribes mal, entonces nadie te va a entender”, agrega.

Por lo general, uno de los errores que cometen los emprendedores al capturar una imagen para su producto es crear fotos que no dicen nada o que dan un mensaje equivocado. “Pienso en la gente que vende joyería; muchas veces le toman fotos a artículos que al momento de subir a Internet para su venta no se aprecian con claridad”, dice Aranda. Esto disminuye tus posibilidades de ventas, por lo que debes tener mucho cuidado al escoger el lugar, la luz natural o si tendrás que utilizar una iluminación artificial, texturas o superficies para resaltar las cualidades de tu producto. “Nunca publiques una foto si realmente no se ve excelente en tu pantalla”, añade el fotógrafo profesional.

Si lo que ofreces es un servicio, debes tomar en cuenta que las fotos que subas a la Web no sean de muy baja calidad (tu mínimo: 72 DPI); y al momento de presentar a tu equipo de trabajo, no descuides el efecto que produce en la cámara la piel de cada uno.

A pesar de lo difícil que parece tomar una buena foto, tablets y smartphones, así como las aplicaciones de edición de imágenes, pueden ahorrarte mucho trabajo y dinero. Para Aranda, la oportunidad que ofrecen estos gadgets es casi infinita, pues “existen miles de aplicaciones para editar fotos y video; además, la inmediatez que representa el poder editarlas en unos minutos y subirlas a Internet, las transforma en una verdadera herramienta de trabajo”.

“También puedes procesar imágenes de manera más rápida que en otras plataformas como el PhotoShop, que requiere de un proceso más largo y de mayores conocimientos”, agrega. Consejo: privilegia revelados estándar que se asocien fácilmente con tu imagen corporativa.

En publicidad, muchas veces menos significa más. Si tu fotografía presenta pocos elementos y se concentra únicamente en el mensaje que deseas transmitir, es mejor. Existen redes sociales como Sturffy o Swipp, que se enfocan únicamente en la comercialización de productos a través de imágenes, lo cual podría ser una forma de probar tu efectividad en el desarrollo de un banco de fotografías de tu empresa.

Diseña para la Web

De acuerdo con la firma de estrategia en línea Media Science, la publicidad digital tuvo un incremento del 35% durante 2012, pues ante la crisis económica, Internet representa un medio más accesible para los anunciantes frente a la radio o la televisión. Se estima que hoy cada marca dedica entre el 8 y 10% a publicitarse en Internet.

Alfredo Alquicira, director creativo en Publicis México, considera que una diferencia importante a la hora de diseñar algo para Internet frente a los medios tradicionales es la duración o vigencia del mensaje, ya que “una pieza on line puede tener una duración de un día o de horas; además, actualizarlas es muy fácil y, por lo mismo, hay que pensar en que duren poco, pero que sean más precisas”, subraya.

Tu mensaje debe ser directo, contundente y flexible, como en la prensa (un póster, valla o espectacular debe tener un mensaje perdurable). Un gancho eficaz es tomar ventaja de cosas que acaban de suceder o están sucediendo en este momento para desarrollar una idea. No olvides que el consumidor 2.0 –o prosumer– no es ya un consumidor inactivo: al contrario, le interesa interactuar con la marca y muchas veces es el puente para viralizar un producto. “Nadie comparte un promo o un slogan porque sí; debe tener algo de valor, de entretenimiento o sorpresa si quieres que se comparta”, dice Alquicira. “Por eso tienes que preguntarte: ¿compartiría esto con mis amigos o contactos?”

Otro punto a tomar en cuenta es que tienes que crear ciertos diseños a la velocidad a la que avanza el alto tráfico de información en redes sociales y en la Web en general. ¡Ojo! Esto no significa que debes hacer las cosas al “ahí se va”; al contrario, el esfuerzo es doble: debes ser rápido en la toma de decisiones y creativo, para que tu mensaje no pase desapercibido.

Para lograr esto, el experto recomienda usar layouts o plantillas sencillas, fáciles de producir y refrescar; y elementos gráficos que permanezcan siempre en el mismo lugar para que la marca sea reconocible, con la misma paleta de colores y las mismas tipografías. “El espectador deberá decir rápidamente: ‘ah, este mensaje es de tal o cual marca’, y eso se logra con consistencia gráfica, no con un logo gigantesco”, explica.

Igualmente, debes cuidar que las imágenes que vas a crear pesen poco y tengan muchos degradados –finos y elegantes, similares a los que produce la iluminación en una fotografía–, y transparencias, ya que no sabes en qué pantalla el usuario verá lo que vendes.

Lo más sencillo, según Alquicira, es crear un templete, saber dónde va siempre el logo, qué tamaño tiene, qué tipografía se usa y dónde va el mensaje, de manera que sólo actualices una parte del diseño cada vez que lo vayas a subir a la red. “Sean simples, imaginativos, atrevidos y mantengan una coherencia visual”, concluye.

Apps para editar fotos en tu celular

Estas son las principales apps que el fotógrafo Carlos Aranda recomienda para aumentar la efectividad de tus fotografías desde un dispositivo Android o IOS.

Vintique. Esta app para iPhone cuenta con 36 filtros vintage para “envejecer” tus fotos.
Snapseed. Este editor de fotos para celulares permite mejorar y transformar tus fotografías con funciones similares a las de los programas profesionales de edición. Además, cuenta con características de Google+ integradas, para poder compartir las imágenes con amigos y familia.
Afterlight. Entre otras ventajas, posee un total de 40 filtros, 15 herramientas de ajuste y 66 texturas.
Photo Editor. Es una aplicación sencilla y fácil para editar fotos. Con ellas se pueden ajustar colores, añadir efectos, rotar, recortar, cambiar el tamaño, marcos y dibujar en las fotos.
Sketch Me. Te permite utilizar filtros para dar la apariencia de dibujos o acuarelas.
Photo Editor de Aviary. Es un editor fotográfico con una interfaz que incluye 12 efectos (más paquetes pagados), como ajuste de brillo, contraste, temperatura de color y saturación.
Camera+. Multiplica las posibilidades de la cámara del teléfono con un mejor zoom digital (6X), flash frontal, “nivelador de horizonte”, y algunos efectos y herramientas para edición.