Consultoría

3 tips para elegir al co-fundador ideal

Descubre cómo encontrar a uno o más socios que compartan tu visión y perfeccionen el manejo de la empresa.
3 tips para elegir al co-fundador ideal
Crédito: Depositphotos.com

Hay que llegar directo al punto, construir un negocio exitoso es una de las cosas más difíciles que una persona puede llegar a hacer. Todos sabemos esto, especialmente si lo has experimentado de primera mano. Con eso en mente, una de las acciones que un fundador puede hacer para aumentar sus posibilidades del éxito a largo plazo es tratar de encontrar un cofundador (o tres).

En mi negocio de bebidas deportivas frutales, Amara, pasé el primer año solo, trabajé duro a través de investigación y desarrollo creando sociedades de negocio y encontrado a nuestros primeros clientes. Después de ese año se volvió bastante aparente que si la compañía iba a tener éxito, necesitaría mucha ayuda.

Con eso en mente resolví mi falta de asistencia de la misma manera que resuelvo la mayoría de mis problemas: destruyéndolos. Aquí están los pasos que tomé:

1. Determina qué tipo de cofundador necesitas. Tómate un tiempo para hacer una autoevaluación, tanto en el nivel técnico como en el emocional. Qué fortalezas traes a la mesa y qué lagunas puede rellenar esa persona en tu equipo con sus cualidades.

Steve Wozniak nunca hubiera iniciado su compañía si no fuera por Steve Jobs, quien lo convenció. Sus roles como cofundadores están claros para nosotros ahora, así que determina tu rol. ¿Eres el experto en diseño, el vendedor, el genio del marketing o el audaz líder?

Después de hacer esto, pregúntale a alguien en quien de verdad confíes que te diga cuáles son tus fortalezas y debilidades para ganar algo de perspectiva.

2. Sienta las bases. Me pareció más fácil discutir mi negocio con cofundadores potenciales después de tener la base de la compañía lista y funcionando. Escucho a la gente hablar todos los días sobre una gran idea que tienen, pero citando a Gary Vaynerchuck: “Las ideas no son sexys, es la ejecución lo que es sexy”. Nada muestra tu compromiso al negocio a un potencial cofundador que iniciar todo completamente solo. Empezar de cero también ayudará a exponer ciertas áreas que necesitas llenar en el equipo.  

Además de eso, crea un bosquejo que indique cuántas acciones estás dispuesto a dar. Es tonto hacer un borrador de documentos legales en una etapa tan nueva, pero también es un desastre esperar a que esto pase si no estableces las expectativas al entrar a una sociedad.

3. Conoce a la persona y luego cásate. Muchos de ustedes han escuchado la frase “ser cofundador de una compañía es como casarse”. ¿Te casarías después de unas pocas semanas de juntas o después de unos meses?

Mucha gente puede ser exitosa encontrado su cofundador en un evento de networking o en un sitio web, yo no. Se me dificultó vetar la trayectoria de una persona basado solamente en una interacción y búsquedas de internet. En lugar de eso, decidí contratar dos cofundadores al mismo tiempo y uno de ellos, Joe Siler, terminó siendo una de las mejores cosas que he hecho hasta ahora por la compañía. Muchas de sus fortalezas son mis debilidades y viceversa.

Al entrevistarlo para el trabajo que necesitaba llenarse, fui capaz de sumergirme más en sus capacidades. Una vez que lo vi en acción por seis meses, establecí un horario de adquisición de derechos para sus acciones en la empresa. El otro fue un antiguo emprendedor y aunque en papel se veía muy bien, era un desastre para la cultura de la empresa. Si no hubiera “salido con él” antes de casarnos, podría haber terminado con un divorcio feo.