Consultoría

Piensa como hacker y crecerá tu negocio

Tener conocimientos de computación te ayudará a ser mejor emprendedor. Funcionó para Tony Hsieh, Mark Zuckerberg y Bill Gates.
Piensa como hacker y crecerá tu negocio
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Hoy en día los programadores son los innovadores más buscados y los que hacen todo. Incluyen a todos desde Jack Dorsey de Twitter y Square, Bill Gates de Microsoft, Tony Hsieh de Zappos, Mark Zuckerberg de Facebook, entre otros. Como líderes, muchos de ellos son completamente intencionales en su enfoque de negocios. Un poco éxito de estos emprendedores puede ser atribuido a la mentalidad de programador, enfocada en los sistemas, procesos, análisis y el razonamiento lógico.

Por ejemplo, Tony Hsieh es conocido por crear grandes sistemas y procesos tanto para el consumidor como para contratar nuevos empleados. “Creo que todos deberían tener algún tipo de conocimiento en las ciencias de la computación, ya que realmente te obliga a pensar de una manera diferente, es una herramienta que puedes aplicar en tu vida en general, ya sea que acabes trabajando en esa rama o no” comenta Hsieh.

Por otro lado, una emprendedora como Sara Blakely, fundadora y CEO de Spanx, no tiene un entrenamiento de programación de computadoras y a pesar de eso fue capaz de hacer de  su empresa de pantimedias una marca de 250 millones de dólares. Poder llevar tu producto a escala es un componente clave del pensamiento de un programador.

Como un ingeniero desde hace 15 años, co-fundador y maestro principal de la Academia Launch, una escuela basada en el código de Boston, veo la conexión entre el emprendedurismo y el pensamiento de programación. Al ser alguien que tiene su propio negocio, también reconozco que a veces utilizo ambas habilidades para resolver retos en el trabajo.

Aquí hay cuatro maneras para aprovechar la mentalidad de hacker y ayudarte a crecer tu negocio:

1. Spike. Siendo un programador, siempre estoy buscando darle más valor a los productos que construimos. Llamamos a esto spike, un equivalente técnico a un pequeño proyecto de investigación. Los spikes son experimentos permitidos cuando el programador es alentado a intentar algo nuevo y diferente.

Necesitamos libertad para experimentar y probar cosas nuevas para beneficios potenciales y a largo plazo. Al tener esta flexibilidad, los programadores son capaces de explorar mejores soluciones, en lugar de estar presionados de producir inmediatamente un producto que se pueda enviar y que tal vez no esté a la par.

Como dueño de un negocio, date permiso de explorar ideas locas que no contribuyan instantáneamente a la línea de fondo. El pago en un futuro puede valer la pena.

Por ejemplo, en la Academia Launch alentamos a nuestro staff a experimentar con otras maneras de aprendizaje. Nuestro director de admisiones hizo un pequeño spike sobre cómo evaluar la mentalidad colaborativa, una característica importante que buscamos en nuestros aplicantes. Esta solución ha mejorado mucho nuestro proceso de admisión y desde entonces hemos descalificado a algunos aplicantes que de otra manera hubieran dañado la dinámica de aprendizaje.

2. Busca gratificación instantánea. Muchos programadores te dirán que escogen escribir en código porque ven el impacto de sus esfuerzos inmediatamente.

Como programador, si te mueves muy rápido sin poner las medidas en su lugar, se vuelve muy difícil aislar el problema. En la Academia Launch, les enseñamos a los estudiantes cómo acortar el bucle de retroalimentación lo más rápido posible. Ganar esa perspectiva a tiempo les permite cambiar el alcance cuando sea necesario.

Al ser emprendedor, debes identificar los indicadores principales que pueden ser medibles si los esfuerzos de tu equipo están en el lugar correcto. Los cambios que implementes pueden ser distribuidos a los consumidores en cualquier momento, con los instrumentos en el lugar correcto, puedes ver el impacto de ese esfuerzo en poco tiempo.

3. Echa a perder el problema. A primera vista algunos de los problemas técnicos que los programadores enfrentan pueden ser abrumadores. Es lo mismo al tener tu propio negocio.
Cuando esto me pasa a mí, salto en una pizarra y trato de identificar piezas más pequeñas que me ayuden a completar la solución. Al quebrar este asunto utilizando una estrategia de pasos más chicos, los programadores (y emprendedores) pueden ver dónde hay desconexiones, lo que conlleva a tomar las acciones adecuadas para completar la tarea, sin sentirse completamente agobiados.

4. Siempre pregunta: ¿Esta idea escalará? Puede ser fácil servir a 200 o 300 usuarios con una pieza particular de software, pero ¿cómo actuará ese mismo software cuando haya dos o tres millones de usuarios? Puede ser difícil, ya que cada cliente tendrá diferentes perspectivas sobre lo que el producto debe hacer y cómo debe funcionar.

Hacer funcionar un software es importante para un programador así como golpear los objetivos de ingresos lo es para un ejecutivo, se debe pensar la forma en que el software se adaptará a una creciente base de clientes y la diversificación. Los emprendedores deben pensar de la misma manera.

Las startups deben idear la manera de que su nuevo producto o la iniciativa interna crezca. Anticipar esas cosas se hará cada vez más complejo y demandante mientras más gente se involucre.

Sigue el ejemplo de nuestros líderes tecnológicos de hoy en día. Pensar como un hacker puede llevarte a servicios y productos más significativos que represente un crecimiento mayor para tu startup.