Recursos Humanos

Headhunting para directivos

Ackermann Beaumont Group se destaca por la búsqueda y selección de altos ejecutivos de acuerdo al perfil que pida el cliente.
Headhunting para directivos
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Ackermann Beaumont Group es una empresa de headhunting que nace hace más de 17 años en Madrid. Su objetivo principal es encontrar al candidato ideal de acuerdo al perfil que el cliente les pida.

Este grupo cuenta con tres unidades de negocio:

-Top Management
-Middle Management
-Servicios de consultoría de Recursos Humanos

El área en donde tienen mayor experiencia es en la de Top Management, es decir en la selección de cargos directivos. En este proceso se hace una investigación profunda elaborando filtros, posteriormente se realizan entrevistas telefónicas y entre esas llamadas se eligen aproximadamente a 20 para una entrevista cara a cara. Al finalizar, se le presentan al cliente los tres o cuatro mejores de acuerdo a las características que fueron requeridas.  

“Vamos a tomar en cuenta que la persona esté verdaderamente motivada al cambio y que sobre todo tenga una buena actitud, es decir viene lo que yo llamo la etapa del “enamoramiento”, donde el cliente busca sentir empatía por el candidato para formar una excelente relación laboral” sostiene Antonio Catena, Socio Director General de México.

El trabajo de un headhunter es encontrar el perfil que el cliente desea, tomando en cuenta dos aspectos muy importantes: experiencia laboral y actitud. Los años de práctica que tenga el candidato, así como la empatía que sienta el cliente hacia él, suma los elementos necesarios para crear un ambiente laboral favorecedor y productivo. “En términos simples lo que hacemos es “robar talento” de otras empresas, pero estas compañías también  pueden contratarnos y evitar que les robemos el suyo”, señala Antonio.  

Hoy en día las empresas buscan que sus empleados posean ciertas características fundamentales para formar parte de su compañía. Algunos viajan al extranjero para tomar cursos o capacitaciones, otros trabajan desde chicos para tener más práctica. “Lo usual es que los candidatos cuenten con un segundo idioma y una formación académica superior, no todos te piden una maestría, sino más bien varios años de experiencia laboral”, afirma Antonio.

Los perfiles online están tomando más fuerza que nunca, sin embargo, para los puestos de altos ejecutivos esta no es una opción viable. Muchos directivos consideran que tener su currículum en internet es desprestigiante para ellos y peligroso, ya que se maneja información confidencial. Por lo mismo el headhunting sigue siendo un servicio muy tradicional, ya que busca una interacción más personalizada.

“Mis amigos me marcan siempre para pedirme consejos al tener una entrevista de trabajo, lo único que puedo decirles es que sean ellos mismos. Una entrevista debe ser una plática coloquial entre dos personas, no una tortura”, sostiene Antonio. “La gente tiene miedo a equivocarse, a ser proactivo y a tomar decisiones. Es normal aprender equivocándose, al contrario, se deben tener esas ganas de crecer cometiendo errores”, agrega.

Hoy por hoy hay una gran competencia en los mercados laborales, las empresas buscan empleados con un perfil muy específico, hombres y mujeres visionarios que sean empáticos y competitivos, pero que sobre todo sepan trabajar en equipo y sean buenos líderes. El trabajo de los cazatalentos es encontrar y seducir al candidato perfecto, presentándole la cultura de la empresa y un nuevo proyecto profesional.

“Un directivo me dijo una vez: “Yo no soy bueno, tengo un equipo que es bueno y hace las cosas bien”. Los grandes líderes son los que se rodean de las mejores personas, un buen líder no deja que las gente valiosa se vaya de la empresa. El punto es rodearse de los mejores, saber gestionar y motivarlos teniendo carisma de líder y emprendedor”, concluye Antonio.