Consultoría

6 pasos para manejar tu carga de trabajo

¿Tienes una pila interminable de pendientes? Aprende a trabajar de manera más inteligente y no a invertir más tiempo.
6 pasos para manejar tu carga de trabajo
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Pongámoslo en claro: ser un emprendedor exitoso requiere mucho trabajo duro. Desde aprender nuevas tareas a administrar empleados y planear el crecimiento futuro, no hay mucho tiempo disponible al día para cometer errores. Habiendo dicho eso, es importante recalcar que los emprendedores deben aprender a trabajar más inteligentemente, no más tiempo.

Aquí te comparto seis consejos para disminuir tu carga laboral y atender mejor tus pendientes:

1. Define claramente cuáles son tus prioridades. Siempre habrá más trabajo que el tiempo que tienes para completarlo. Es prácticamente imposible que lo termines. Acéptalo. Las tareas que son tanto urgentes como importantes son las que deben encabezar la lista de pendientes. Ten en cuenta que comúnmente el trabajo de presión prioriza a las tareas importantes. Esto no debe ocurrir. Asegúrate que te enfocas en ambos temas.

2. Limita el tiempo que dedicas a las tareas. La ley de los retornos reducidos dicta que hacer una tarea en una hora puede ser una buena inversión; pero usar cinco horas haciendo lo mismo puede ser una pérdida de tiempo. Asegúrate que cumples con ciertos trabajos en cantidades limitadas de tiempo.

Tenemos un colega que cada día usa sólo una hora en networking social para promover su negocio. ¿La razón? Generalmente, el networking es un gran consumidor de tiempo, así que quiere evitar que esto ocurra.

3. Evita el perfeccionismo. No estamos para nada sugiriendo que la mediocridad sea aceptable. Sin embargo, seguir trabajando en algo mucho tiempo después de que el esfuerzo incrementado dejó de brindar valor no es beneficioso. A la larga, esto absorbe todo tu tiempo, apartándote de hacer otras tareas que crean valor. Ten en mente: el trabajo grandioso es lo que hacemos por nuestros clientes. El perfeccionismo es lo que hacemos por nosotros mismos.

4. Ejercita la disciplina. Como emprendedor, no puedes darte ‘el lujo’ de gastar tiempo en cosas que disfrutas a expensas de las tareas críticas. Asegúrate que te mantienes enfocado en las tareas del negocio mientras estás en la oficina.

5. Terceriza o delega. Dependiendo de tus habilidades, muchas tareas deberías delegarlas o tercerizarlas. Por ejemplo, si nuestra computadora está dando problemas y ya no funciona correctamente, es mejor llamar a un técnico que intentar arreglarla tú mismo. Él lo puede lograr en 30 minutos mientras tú podrías tardar hasta tres días; tiempo perdido que podrías usar en generar ganancias.

6. Aplica velocidad. Si serás el único empleado en tu empresa durante años, esto no funcionará. Necesitarás usar todos los demás consejos para encontrar una paz sostenible. Sin embargo, podrás aplicar velocidad a tu trabajo diario durante un periodo breve de tiempo (digamos algunos meses), trabajando a un ritmo sostenible que ayudará a tu negocio a ganar tracción. Esto puede ser exitoso, si le permite a tu negocio generar suficientes ganancias como para que puedas contratar empleados. Después, puedes delegar trabajo a los demás y regresar a un ritmo más lento.

Iniciar y dirigir un negocio exitoso requiere de mucho trabajo, pero si sigues estos pasos conseguirás administrarlo de mejor manera.