Recursos Humanos

6 pasos para recibir a un nuevo empleado

Te presentamos una guía para introducir nuevos miembros a tu empresa y conseguir que se motiven desde el primer día.
6 pasos para recibir a un nuevo empleado
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Después de un concienzudo proceso de reclutamiento y selección, el empleado por fin se presenta a su primer día de trabajo. Se calcula que una persona destina 3 horas diarias, durante 2 a 4 meses para encontrar un empleo; por lo cual su disposición, ánimo y expectativas están a tope cuando ingresa a una empresa.

Hoy en día es importante que el nuevo empleado se identifique con su trabajo, con la empresa y se adapte a ella lo más rápido posible. Además, es necesario que se integre al equipo humano que hace la dinámica organizacional. Diseñar e implementar un buen programa de inducción genera grandes beneficios para ambas partes.

En el libro “El manual de acogida de la empresa”, el autor nos describe cómo se siente un nuevo empleado cuando no recibe una inducción adecuada: inundado de información, frustrado por no tener claridad sobre sus responsabilidades, desanimado y con la sensación de no haber podido demostrar sus cualidades.

Un programa de inducción ayuda al empleado a integrarse a la empresa y tiene como beneficios reducir la angustia del cambio, ayudarle a ser productivo desde el inicio y evitar errores debido a falta de información que, a su vez, puedan repercutir en costos para la empresa. Si eres una Pyme y no tienes un programa de inducción institucional, utiliza estos puntos para darle la bienvenida al nuevo integrante y comienza a trabajar en él o ella:

1. Bienvenida: apoyar el ingreso del nuevo empleado a la empresa en forma cordial, invitándole desde el inicio a sentir confianza, gusto y compromiso.

2. Firma del contrato: establece el compromiso formal de trabajo. Leerlo con el nuevo integrante es importante para asegurar que el empleado haya entendido con claridad cada uno de los puntos y especificaciones.

3. Información sobre la cultura organizacional de la empresa: aunque sea una Pyme, se debe de contar con un texto que explique cómo empezó la compañía, quiénes la integran, cuál es la misión y la visión de la empresa, y qué tipo de negocio es.

4. Políticas generales: horario, día, lugar y hora de pago; políticas de ausencia laboral; vacaciones y días festivos; normas de seguridad; áreas de servicio para el personal; reglamento interior de trabajo y actividades recreativas de la empresa.

5. Presentaciones: con el supervisor o jefe directo, con los compañeros de trabajo y con los subordinados (en su caso).

6. Ubicación del empleado en su puesto de trabajo: objetivo del puesto, labores a cargo del empleado, cómo espera la empresa que el empleado desempeñe su trabajo y con otros puestos con los que tendrá relación.

La inducción es una de las principales estrategias de las empresas para fomentar la permanencia de los nuevos trabajadores. ¡No asumas riesgos y toma la oportunidad de transmitirles confianza a tus empleados desde su primer día laboral!

 Por OCCMundial