Marketing

5 maneras inusuales de ganarse al cliente

Sigue estos consejos y conquista el corazón del mercado estableciendo una relación cercana y de confianza.
5 maneras inusuales de ganarse al cliente
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Tus clientes son la vida de tu negocio. Así que, ya seas dueño de una empresa de e-commerce o de una tienda física, decirles a tus clientes lo mucho que los valoras es importante. Y una vez que empieces a pensar sobre tu negocio en términos de relaciones en lugar de transacciones, encontrarás que la retención de clientes es algo natural.

Aquí hay cinco maneras no tan comunes para fortalecer tu relación con los clientes y hacer que regresen por más:

1. Usa sabiamente la receta secreta de tu mamá. No hay muchas personas que puedan decirle que no a una bandeja de galletas recién horneadas. Ten esa lógica en mente, yo encontré la receta de mi mama y comencé a cocinar para mis clientes. No tienes que ser un chef experto para ganarte a alguien, pero hacer algo fuera de lo normal con un pequeño gesto puede hacer que tu empresa resalte de entre las demás.

2. Haz visitas a domicilio. Nada dice “te valoro” como un poco de interacción cara a cara. En mi empresa, Endicia, es importante para nosotros programar visitas personales a los clientes sólo para revisar cómo van las cosas. Esto nos da una oportunidad para resolver cualquier problema de primera mano y los clientes aman la atención individual.

3. Haz que tus clientes hablen. No hay mejor manera para hacer que alguien se sienta valorado que preguntándole su opinión. Invítalos a tu oficina. Establece un consejo conformado por clientes. Al abrir una discusión y permitir que ellos digan lo que piensan respecto a las áreas en donde les gustaría ver una mejora, comenzarás a ganarte su confianza.

4. Personaliza servicios o productos. Cuando sea posible, personaliza tus productos para los clientes, demuestra que te importa. Por ejemplo, un comprador estaba teniendo algunos problemas con ciertas etiquetas de envío que se debían ajustar a un determinado tipo de envase. Así que me puse mi sombrero de ingeniero e inventé un software justo para ese cliente. Cuando se trata de las relaciones con el consumidor, no existe la regla de que “una talla le queda a todos.”

5. Haz amigos online. Si tienes experiencia en alguna cosa, no te la quedes guardada. Ponlo online para que otros puedan beneficiarse. Cuando mi empresa estaba más joven, mi socio y yo pasamos mucho tiempo participando en las discusiones de eBay, estableciendo un contacto con la gente que tenía preguntas sobre el e-commerce y los servicios de envíos. Al responder unas cuantas preguntas comenzamos a construir nuevas relaciones. Establece una meta identificando dónde están tus clientes online y únete a la conversación.

Tomarte el tiempo para crecer y mantener ese contacto con tus clientes es sin lugar a dudas la mejor inversión que harás. Cuando tu consumidor sonría, hay una mayor probabilidad de que continúe haciendo negocios contigo en el camino largo y te recomiende con amigos. El balance final se beneficiará como resultado.