Franquicias

Llegó la hora de crecer con tu franquicia

Para desarrollar su red, Press à Print estableció controles, herramientas de supervisión e indicadores para medir resultados.
Llegó la hora de crecer con tu franquicia
Crédito: Depositphotos.com

Y tú, ¿estás listo para operar una gran red de unidades? Esto no sólo significa abrir puntos de venta o contratar más personal. “Cuando emprendí no imaginé que el crecimiento iba a ser tan acelerado, aunque nunca me negué a ello”, asegura Eduardo Mussali, director general de Press à Print México, marca de origen estadounidense que ofrece una oportunidad de negocio para emprender en la venta de artículos y especialidades en impresión con 15 años en el país. Hoy, su red integra a más de 700 dueños operadores.

En la práctica, la mayoría de los empresarios son todólogos; pero si quieres que tu compañía trascienda debes sumar colaboradores y delegar funciones entre ellos. “Al principio era yo solo, y poco a poco traje a más personas para conformar mi equipo de trabajo: un asistente, un especialista en el área técnica, vendedores para comercializar el modelo y ejecutivos de cuenta para incrementar la base de proveedores locales”, explica.

El objetivo era crear una estructura que diera soporte –como atención, asesoría, capacitación y coaching de negocios– a las personas que rápidamente se sumaron a la red. Se trata de gente de distintos perfiles, como universitarios, amas de casa y jubilados, quienes invierten entre US$10,000 y US$11,000 para adquirir un concepto que les brinda la oportunidad para iniciar su propia empresa.

“La ventaja de crecer de la mano de Press à Print es que la marca ofrece todo el know how para operar un negocio –en este caso, de impresión de artículos promocionales–, así como acceso a una red de proveedores a nivel nacional, garantizando al dueño operador el mejor precio en el mercado e insumos de calidad”, resalta Mussali. “El potencial de mercado para nuestra red es enorme, ya que en México hay unos 5 millones de MiPymes que requieren soluciones en publicidad como las que ofrecemos”, afirma.

Inicia una nueva aventura

Eduardo no siempre fue emprendedor. Hace unos 20 años estaba a cargo del área de crédito de una institución financiera. Pero después de la crisis económica originada hacia finales de 1994 en el país, el banco donde trabajaba enfrentó un problema serio para recuperar el dinero de los préstamos otorgados. Por lo que en el proceso de restructuración de la deuda de cada cliente buscó alternativas para que hicieran negocios entre ellos, ya fuera como proveedores o mediante sinergias o joint ventures. Aunque no siempre eran compatibles los giros.

Justo en ese tiempo recibió un video con información acerca de Press à Print. Entonces concluyó que era una gran oportunidad no sólo para él, sino también para que los clientes deudores del banco generaran ingresos adicionales para cumplir con sus pagos. “Además, el modelo es de baja inversión, los dueños operadores pueden crecer a su propio ritmo y seguía la tendencia home based business que ya vivía todo un boom en Estados Unidos gracias a una clase media en pleno desarrollo”, señala.

Tras viajar a Idaho para reunirse con los dueños de la marca y firmar los documentos necesarios, Mussali se convirtió en su representante en México. “Así, comencé haciendo mis folletos para promocionarme, publiqué un anuncio en Entrepreneur –que ha aparecido en todas las ediciones desde hace 15 años– y participé por primera vez en la Feria Internacional de Franquicias en 1998, donde vendí mis primeras dos oportunidades”, cuenta Mussali.

Bases profesionales = crecimiento

Para Enrique Alcázar, presidente y director general de Alcázar & Compañía, el principio es entender que va a costar el mismo trabajo supervisar, controlar y mantener una gran cadena que operar una, dos o tres unidades. ¿La razón? “Porque en la medida en que puedas establecer controles, herramientas de supervisión –como mystery shopper– e indicadores adecuados –como ticket promedio y rotación de personal– tendrás la posibilidad de identificar puntos de alerta. Y sabiendo interpretar esta información podrás realmente operar una gran red de franquicias o de sucursales propias”, señala el experto.

Conforme sumes puntos de venta surgirán nuevas necesidades en renglones como compras, control y manejo de inventarios, distribución y logística, entre otros. En consecuencia, deberás fortalecer la estructura para dar soporte y capacitación a cada una de las sucursales, pues seguramente ya no podrás resolver todo in house. “También considera que cuando una red crece, el dueño o fundador asume un papel más directivo y no todos los días dispondrá de tiempo para tratar personalmente con los franquiciatarios “, agrega Alcázar.

Sin embargo, hay temas que siempre serán los mismos. Por ejemplo, si no tienes control en puntos básicos como costos y gastos, no importa si eres una empresa chica o una gran cadena, esto representa en sí un problema. De acuerdo con el experto, lo ideal es que desde el arranque, “detectes todos los procesos clave que son los que hacen que tu negocio sea negocio, para luego plasmarlos en manuales y después definir indicadores estratégicos para medir resultados, porque cualquier cosa que no se mida, será difícil de corregir”.

Una de las ventajas de tener franquiciatarios es el conocimiento (directo) que generan del mercado donde te desenvuelves. “Mientras que los dueños operadores que forman parte de nuestra red reciben asesoría especializada para que comiencen a vender a partir del primer mes, no importa si no tienen experiencia comercial ni contactos. También les ofrecemos la atención personalizada de un coach de negocios, quien los ayuda a identificar buenas prácticas y áreas de oportunidad por explorar”, concluye Mussali.