Recursos Humanos

6 tips para crear felicidad en tu empresa

Sigue estos consejos e invierte tiempo en hacer de tu compañía un lugar de confianza, alegría y profesionalismo.
6 tips para crear felicidad en tu empresa
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Los empleados felices son más productivos, creativos y es menos probable que se vayan. No tiene que costarte una fortuna crear un ambiente divertido en tu lugar de trabajo. Si personificas una cultura empresarial ideal e integras felicidad y risas en tu rutina diaria, tus empleados te seguirán.

Es sabio hacer todo lo que puedas para prevenir insatisfacción entre tus empleados. Una tasa de rotación grande puede erosionar rápidamente su duro trabajo y agotar sus recursos. Una vez que el miembro del staff comienza a buscar otras opciones de carrera, ya tiene un pie del otro lado de la puerta.

Mientras tu negocio crece, invierte tiempo para hacer de tu empresa un gran lugar para trabajar. Pon atención a los rasgos de personalidad de tus empleados actuales, contrata nuevas personas con cuidado y fomenta un ambiente de felicidad, trabajo duro y profesionalismo. Los siguientes tips te ayudarán a crear una cultura corporativa llena de diversión:

1. Guía por medio del ejemplo. Tus empleados te seguirán cuando se trata de cultura corporativa y comportamiento. Si tus únicas interacciones con tu equipo son serias y formales, ellos sentirán la necesidad de ser profesionales todo el tiempo.

Sé abierto respecto a los errores de tu pasado y momentos de aprendizaje. Agrega un poco de humor cuando sea apropiado para hacer que tus empleados te vean como un ser accesible. Cuando los miembros del staff se sienten contentos, están más motivados y hacen un mejor trabajo.

2. No confundas la seriedad y la solemnidad. La risa es algo a lo que la gente recurre en situaciones estresantes. Si tu empresa está a la mitad de una crisis y un empleado dice un chiste, no asumas que no está tomando la situación con seriedad. El humor puede ser un gran catalizador para ideas creativas y solución de problemas. Entre más preocupados estén tus empelados sobre cómo comportarse correctamente, menos estarán enfocados en encontrar una solución.

3. Evalúa la felicidad así como rendimiento. Agrega una sección sobre la felicidad del empleado y la satisfacción laboral en cada evaluación anual. Que sea un hábito para ti el preguntarle a tus empleados lo que disfrutan de su trabajo y lo que no.

Si alguien tiene un problema en particular haz lo mejor para escuchar, entiende y encuentra una solución. Las oportunidades para los empleados de hablar honestamente contigo, sin repercusiones o miedo de perder su trabajo, creará confianza con tu equipo.

4. Personifica el optimismo. Las juntas de personal pueden volverse monótonas. Usa cada junta como una oportunidad para proponer dinámicas positivas en equipo. Camina alrededor de la habitación y pregunta: “¿Qué es lo mejor que les ha pasado desde nuestra última junta?” El beneficio será muy grande. Primero te vas a comprometer con tus empleados en un nivel más personal y aprenderás sobre ellos y sus hobbies.

Segundo, si comienzas cada junta con esta pregunta, tu equipo empezará a pensar sobre lo que va a decir antes. En lugar de estresarse sobre su lista de cosas por hacer, estarán pensando sobre las partes más positivas de su vida. Tus empleados serán más alegres y optimistas, lo que contribuirá a la dinámica y juntas productivas.

5. Celebra. Reconoce el éxito de tu equipo sin importar que tan pequeño sea. Las celebraciones de staff no necesitan ser elegantes, planeadas o caras. El reconocimiento puede ser tan simple como compartirlo durante una junta de trabajo. Como alternativa, puedes ser parte de una pequeña celebración en la cafetería o cocina de tu oficina. Celebra los hitos del proyecto, promociones, adquisición de clientes y cumpleaños.

6. Elimina las influencias negativas rápidamente. La negatividad, el chisme y las políticas internas pueden arruinar la unión de tu equipo. Cuando un nuevo empleado sube a bordo, evalúalo. Date cuenta cómo interactúa con los otros miembros del equipo y su actitud en general.

Cuida los potenciales conflictos de personalidad. Si ves un problema, dirígete a él inmediatamente. Los grandes equipos se conectan con facilidad, pero ten en cuenta que no afecte negativamente la dinámica general del grupo.