Consultoría

Creatividad: Inspiración vs. transpiración

Conoce cómo acercarte al pensamiento creativo e implementar el mejor enfoque para la resolución de problemas.
Creatividad: Inspiración vs. transpiración
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El pensamiento creativo no es siempre igual. Si descubres nuevas maneras para resolver problemas y tienes lluvias de ideas, podrías tener la clave secreta para una innovación exitosa.

Una idea creativa es limitante, especialmente cuando se tratan de encontrar soluciones innovadoras para el negocio. “No hay ninguna receta”, dice Arne Dietrich, una neurocientífica de la Universidad Americana de Beirut.

Ella apunta dos tipos de acercamiento para la creatividad: El momento en el que se nos ocurre una idea y un método más lógico y sistemático.

Trabajan muy diferente en el cerebro, por lo que los empleados tienden a sobresalir en ambos y necesitan diferentes circunstancias para hacer su mejor trabajo.

Te presentamos la manera de reconocer y cultivar cada tipo de creatividad en tu empresa.

El primer tipo, el momento de la realización. Es lo que los científicos llaman: la creatividad ascendente. Recae en la mente inconsciente para hacer conexiones inesperadas entre diferentes ideas.

“Es el foco encendido en la cabeza”, dice Dietrich. “De repente una idea creativa viene a ti.”

Este tipo de creatividad llega cuando estás solo, no en una lluvia de ideas. “Hay presión social en un grupo”, dice Dietrich. “No podrás compartir tus ideas de la misma forma que sucede con tus neuronas dentro de la privacidad de tu mente.”

Para generar creatividad ascendente en tu empresa, contrata gente auto motivada y déjalos trabajar como y donde sea que quieran. Por ejemplo, Google contrata a gente específica para operar como agentes deshonestos, explorando ideas diversas que son a veces riesgosas, pero que llevan a innovaciones inesperadas como los Google Glass.

Puedes inspirar este tipo de creatividad entre todos en tu empresa al crear un ambiente laboral con mucha variedad, como los espacios no tradicionales para juntas, áreas de trabajo con sillones o actividades de descanso como mesas de ping pong y aros de básquet ball. Mientras las ideas surgen, dales a los empleados una manera de compartirlas usando un pizarrón comunal que revisen una vez a la semana o al mes.

Innovaciones dramáticas: las ideas creativas que son muy diferentes de cualquier cosa que hayas hecho antes, son el beneficio de un acercamiento ascendente.

El segundo tipo de creatividad es más intencional. Es llamado la creatividad descendente e involucra la corteza pre frontal del cerebro para trabajar con un problema de manera lógica.

“Piensa en la corteza pre frontal del cerebro como tu sistema Google”, dice Dietrich. “Utiliza algoritmos en tu red neural para que el proceso de encontrar una solución sea directa y lógica.”

A diferencia del proceso anterior, donde la inspiración es espontánea y las ideas fluyen, estas ideas vienen de lo que ya sabes y cada una es evaluada para ser viable. Este acercamiento es mucho menos errático y extremadamente efectivo cuando necesitas resolver un problema deliberadamente.

La creatividad descendente florece en un ambiente más tradicional y estructurado como un grupo de lluvias de ideas en una sala de conferencias. En lugar de aceptar todas las ideas, discutan su viabilidad y lleven a cabo las que podrían funcionar. La meta final debe ser clara y el proceso debería ser visto como un esfuerzo colaborativo para llegar ahí.

Pudes usar un acercamiento descendente desde el principio o emplearlo después de que un montón de ideas están sobre la mesa. Cuando lo hagas, invita a pensadores creativos y lógicos. Serán capaces de llegar a una solución que sea realista y procesable. “A los pensadores locos se les ocurren cosas, pero no necesariamente lo implementan”, dice Dietrich. “Para hacer eso debes tener un tipo diferente de creatividad.”