Consultoría

La mejor inversión: Tu desarrollo personal

Las personas que nunca dejan de invertir en ellas mismas tienen el poder de afilar sus habilidades para crecer profesionalmente.
La mejor inversión: Tu desarrollo personal
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El regalo más grande que puedes darte a ti mismo y la mejor inversión de negocios que harás en tu vida será en tu desarrollo personal. Soy un firme creyente de invertir en uno mismo y de darle a cada nuevo empleado discos, libros y acceso a una librería digital de aprendizaje.

¿Por qué? Invertir en el desarrollo de la gente es una de las ventajas competitivas más grandes que puedes crear. Cuando las personas me preguntan cómo pueden avanzar en sus carreras, les digo que pasen la mayor cantidad de tiempo trabajando en ellos mismos así como lo pasan en su trabajo.

Abraham Lincoln dijo una vez “Denme seis horas para tirar un árbol y pasaré las primeras cuatro horas afilando el hacha.” Con sólo dos horas para realmente derribarlo, Lincoln pasó dos veces el tiempo necesario trabajando en las herramientas así como en el trabajo. En la tarea llamada vida, tú eres el hacha.

Cuando hay un árbol en el camino, algunas personas toman el hacha y comienzan a dar golpes con ella. Cuando se dan cuenta de que no le están haciendo ni la más mínima marca al tronco, se rinden y dicen que es culpa del árbol. No seas una de esas personas.

Date cuenta que todo tiene que ver en cómo manejas el hacha, lo fuerte que le pegas y en qué ángulo del árbol debes golpear.

Todas las tácticas pueden ser medidas, pesadas y mejoradas. Todo comienza con el hacha y contigo.

Aprender no empieza ni se detiene en la escuela, leyendo o con grandes maestros. Tampoco aprendiendo de tus errores o de consejos de amigos. El aprendizaje continuo es una combinación de todas estas cosas y más.

¿Cuándo fue el último seminario o clase a la que fuiste sólo para mejorar tus conocimientos? Sólo tú puedes retarte y desarrollarte. Sé abierto/a a aprender y afilar tus habilidades. Invertir en ti mismo significa que nunca dejarás de aprender.

Lee el capítulo de un libro todos los días. Escucha 15 minutos al día un audio que cambie tu vida. Toma un curso o seminario cada cierto tiempo. La mayor parte de tu vida está formada para que hagas las cosas en piloto automático. Es esencial que tomes las riendas de esto y nunca dejes de invertir en ti mismo/a.