Finanzas

8 tips para adoptar el mantra "más dinero"

No sólo porque quieras ganar más significa que eres avaricioso. Adopta esta mentalidad y comenzarás a tener lo que te mereces.
8 tips para adoptar el mantra "más dinero"
Crédito: Depositphotos.com

Ya seas un emprendedor iniciando un negocio o haciéndote cargo de cierta área en una empresa, “más dinero” debería convertirse en tu mantra. El dinero es uno de esos temas “tabú” en la sociedad del que no nos gusta hablar.

Admiramos a los atletas y a las celebridades y los envidiamos por lo ricos que son, pero cuando entra a la conversación esta palabra, nos sentimos incómodos.

Trabajo con gente que está interesada en ser exitosa en su negocio y en su vida. Cuando laboro con grupos, no pasa mucho tiempo para que escuche la frase de “el dinero no lo es todo” o “el dinero no te da la felicidad”.

Mi respuesta es siempre la misma: “Estoy de acuerdo contigo, más dinero no lo es todo y, aunque no garantiza la felicidad, tampoco me hará infeliz. Estoy interesado en obtener más.”

La idea de querer “más dinero” es algo malo sólo para aquellos que no tienen lo suficiente. Cuando quieres expandirte, sucede alguna emergencia o un gran competidor decide aplastar tu startup, estas frases no te salvarán.

Aquí hay algunas razones por las que “más dinero” es necesario para ti, tu familia y tu negocio:

1. ¡La alternativa apesta! Lo opuesto a “más dinero” es no tener lo suficiente, o peor, estar en la quiebra. Yo he experimentado ambos. Cuando careces de reservas o crédito, no eres capaz de hacer crecer tu negocio. Operar sin suficiente capital, es como conducir un auto con el freno de emergencia descompuesto.

2. Vas a vivir más que tu dinero. El viejo dicho: “La vida es corta”, puede aplicar en algunos casos, pero, cuando se trata del dinero, la vida es muy larga para la mayoría. Retirarnos es nuestra mayor preocupación. Nadie quiere ser una carga para los otros. Si aumenta tu esperanza de vida, tu idea de “más dinero” también debe extenderse.

3. La inflación es una ladrona. El costo de alimentos, gas, educación, seguros, renta y la dirección de un negocio está subiendo. La inflación es una ratera invisible y es llamada “el impuesto oculto”, ya que no lo ves reflejado en el dinero que ganas, sino en el que gastas.

4. Prueba que las personas negativas están equivocadas. Una de las fuerzas conductoras en mi vida, ha probado que la gente negativa no tiene la razón. Admito que es un poco inmaduro, pero no hay nada mejor que el sentido de realización en la cara de aquellos que estaban en tu contra.

5. No tendrás escasez de dinero. Las máquinas hacen dinero y no hay una escasez respecto a la cantidad que éstas pueden hacer. Pensar que no puedes obtener tu parte es ridículo cuando consideras que hay muchísimo dinero alrededor del mundo. Suena como una simplificación, pero mi mundo financiero cambió cuando me di cuenta de que no había ninguna escasez más que la de mi mente.

6. Alguien más lo obtendrá.  Alguien más terminará con esa cantidad si no lo reclamas. ¿Por qué no puedes ser tú? La gente se queja de no tener dinero, pero la mayoría no solicita lo que es de ellos. El dinero circula de persona a persona y quiere estar activo.

7. El dinero es libertad. Si no voy a trabajar, no voy a ganar dinero. Si cumplo con mis obligaciones cada día, es con el propósito de obtener mi libertad y la de mi familia. La gente rica normalmente disfruta de esto, ya que te da la habilidad de intentar cosas nuevas, hacer otras inversiones y tener otras elecciones.

8. Te mereces más dinero. Cuando entendí esto, y ese dinero extra no me convirtió en una persona malvada o avariciosa, comencé a ganar más.

Comprométete a deshacerte de todas esas creencias limitantes e ideas que evitan que tengas lo que te mereces.

“Más dinero” es mi mantra y no hay nada de malo con eso. La comodidad es enemiga de la libertad. Necesitas más dinero para hacer tus sueños realidad.