Marketing

5 hábitos para el éxito en las redes sociales

Estas plataformas te ayudarán a potenciar tu marca. Aprende a ser productivo en ellas para evitar un desgaste innecesario.
5 hábitos para el éxito en las redes sociales
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Aunque las redes sociales sean entretenidas, educativas y un refugio de la red, cuesta mucho trabajo, flexibilidad y consistencia ser exitoso en ellas. Si no eres cuidadoso, puedes quemarte.

Aquí hay cinco maneras de ser atractivo y productivo en las redes sociales:

1. Ten una sesión mañanera de planeación. Pasa las primeras horas del día preparándote y utilízalas para recargar tu energía. Emplea la meditación, toma una caminata, corre un poco o ve a tus clases de yoga.

Cuando viajo aprovecho todos los momentos en los que estoy sola para dar un paseo y explorar (usualmente cuando estás rodeado de caos es cuando necesitas alejarte y llenarte de energía). Cuando dedicas un poco de tiempo para ti, encontrarás que en muchas ocasiones el silencio te dará un regalo y un remedio para la situación.

2. Utiliza los recursos. No tengas miedo de usar herramientas que te puedan ayudar a medir el impacto de tu mensaje.

Yo empleo HootSuite para programar mis tweets. No quiero automatizar mucho, pero es un buen balance, ya que programo las publicaciones cuando viajo porque no quiero estar inactiva demasiado tiempo.

Cuando mandas un tweet o publicas algo tu contenido, va a ser compartido y la gente se relacionará aunque no estés conectado. Cuando esto pase, asegúrate de que interactúes con los otros para que no parezcas robot. Tus seguidores apreciarán el esfuerzo.

Una forma para interactuar es twittear frases inspiracionales, ya que éstas parecen capturar la atención del público. Después, las combino con una fotografía. Compartir artículos sobre tu conocimiento, tus logros y lecciones también es muy bueno.

3. Desconéctate. Suena contradictorio cuando se dice que las redes sociales son una plataforma que siempre está “encendida”, pero si recargas tu energía una vez a la semana, puedes renovar el espíritu de estas plataformas.

No necesitas fotografiar y compartir todo lo que comas o bebas. Vive el momento con tus amigos y trata de vivir tu vida sin contarlo todo. Prueba tu comida y disfrútala. Esa memoria vale 1000 fotografías. En lugar de enfocarte en tu siguiente imagen o publicación, date un respiro.

4. Crea una estrategia de contenido atractiva para llegar a tu audiencia. Recuerda que los canales sociales son como una estación televisiva. Cuando le prendo, quiero aprender algo nuevo, quiero ser sorprendida.

Lee tus comentarios e interactúa con tus fans, de ahí es de donde tengo la mayoría de mis ideas. Si tu audiencia aprecia tus contribuciones, es una gran oportunidad para darles más de ese mensaje productivo, único y útil.

Como tu sitio Web, haz cada uno de tus canales sociales un festín visual para tu público. Por ejemplo, cuando compartas un artículo en varias plataformas, cambia la fotografía, ya que nadie quiere ver la misma cosa en todas partes.

5. Trabaja con un equipo en el que confíes. No puedes hacerlo solo. Rodéate de empleados leales y confiables.

Usa tus instintos para estar con un equipo armonioso. Asegúrate de cuidar de ellos porque a cambio te darán su amistad y cariño. De esa menara estarán ahí para ti, para apoyarte y ayudarte a crecer con un amor incondicional y lo más importante para darte una perspectiva honesta.

Aunque estos pasos parezcan fáciles, deben ser implementados diariamente o mensualmente. Asegúrate de ajustar y recalibrar cada canal social o marca en tu viaje para saber qué funciona mejor para cada caso.

Como todos sabemos, las redes sociales son una semilla gigante y por lo tanto es obligatorio aceptar que van a mejorar tu marca o imagen en una base constante.