Consultoría

5 tips para comunicarte aunque no te guste

Es bueno ser extrovertido al vender una idea, pero los introvertidos que explotan sus fortalezas no están muy lejos del éxito.
5 tips para comunicarte aunque no te guste
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El emprendedor común puede hablar con todos fácilmente, pero los introvertidos no se deben desanimar.

Las ciencias sociales encuentran que mucha gente es introvertida. Los emprendedores exitosos tímidos, hacen que sus personalidades trabajen por ellos.

Con menos interés en el centro de atención que en lograr sus metas, los tímidos se inclinan a dejar que los empleados lleven a cabo sus ideas.

Aquí hay cinco estrategias para hacer la introversión un activo:

1. Aprende a trabajar con tu personalidad. Aunque haga sudar tus manos, como emprendedor, debes comunicarte con la gente. Eso no significa que necesitas hacerlo en situaciones que son incómodas. Si hablar frente a una gran multitud es demasiado, las juntas de uno a uno son suficientes.

Cuando debas platicar con un grupo, prepara un guion. Identifica tus fortalezas y debilidades para ajustarte correctamente. Los emprendedores tímidos exitosos son dueños de su introversión, conocen sus fortalezas y lo compensan con sus debilidades.

2. Descubre tus fortalezas. La gente tiende a subestimar a los introvertidos, pero estos sorprenden a los que los escuchan. Las investigaciones revelan que la gente tímida es más concreta cuando describe algo, llegando a causar una mayor impresión.

En comparación con los extrovertidos, que pueden rozar la superficie, los introvertidos estudian el panorama general. También muestran que los tímidos tienen más actividad neuronal en las regiones del cerebro vinculadas a la vigilancia de control y al control motor, procesando estímulos externos más rápido que los extrovertidos.

3. Prepárate para trabajar fuera de tu zona de confort. Los emprendedores introvertidos disfrutan pasar tiempo solos, pero ninguno puede construir un negocio así.

Cultivar habilidades sociales para conectarse con otros es esencial para contratar un equipo, persuadir a los inversionistas y vender tus ideas. Puedes ser tímido la mayoría del tiempo, pero hay momentos cuando hasta un introvertido necesita ser sociable.

4. Sé consciente de tu energía. Ocasionalmente necesitarás un frente extrovertido para realizar una tarea, haz ajustes razonables. Por ejemplo, si debes hacer llamadas durante tu trabajo, hazlo cuando estés listo y preparado. Haz cosas que no drenen tu energía muy rápido y deja las actividades extrovertidas para momentos cuando tengas más vitalidad.

5. La tecnología nunca es tímida. La era de la información ofrece a los introvertidos un refugio seguro al oprimir un botón. Como emprendedor introvertido, puedes usar esto a tu ventaja. Las personas tímidas son buenas son los detalles, la creación y el manejo de sistemas, además de que esta es una gran manera para interactuar con la gente sin hacerlo realmente.

Deja que tu software trabaje por ti. Si acercarse a una persona es retador, usa las redes sociales. La externalización puede hacer crecer tu negocio y reducir los momentos en los que debas hablar cara a cara.

La tecnología no resuelve todos los problemas y la personalidad no es el destino. Mantén la cabeza fría y construye un sistema de soporte. Un buen consejo también para los extrovertidos.