Emprendedores

10 frases que todo emprendedor debe escuchar

Toma en cuenta estas citas que los miembros de la Armada de los EE.UU escuchan todos los días para convertirse en hombres exitosos.
10 frases que todo emprendedor debe escuchar
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El entrenamiento de los miembros de la Armada de los EE.UU no es conocido por su “factor de comodidad”. El proceso de selección de seis meses elimina al menos al 80 por ciento de sus voluntarios, cada día sirve como un examen y una oportunidad para empujarlos al borde de la aniquilación mental.

Al recordar, hay frases que los instructores repetían por dos razones. Primero, todos los cuerpos de Marina tenían un buen sentido del humor y segundo, era otra manera de enseñarnos cómo pensar, (como si correr con un bote en nuestra cabeza no fuera suficiente) eso eventualmente nos convirtió en algo especial.

Aquí hay diez frases inspiradores de los instructores que todo emprendedor debe saber:

1. “Vale la pena ser un ganador”
La competencia está en el corazón de una mentalidad de startup. Aunque el beneficio monetario puede ser motivador, muchos emprendedores persiguen sus sueños para llenar la necesidad de autonomía, libertad financiera y para proveer un valor único al producto.

2. “Puede o no puede valer la pena ser un ganador”
El mejoramiento en cualquier cosa requiere ser consciente de uno mismo para saber cuándo acelerar tus esfuerzos y cuándo ponerlos en pausa.

3. “No nos vamos a detener hasta que al menos un persona renuncie”
No dejes que te pongan una venda sobre los ojos. Entrenar, aprender y mejorar nunca termina. No hay un estado de finalización, sólo uno que nos muestra el siguiente paso.

4. “Nada dura para siempre”
James Allen; autor de “Como un Hombre Piensa. Así es Su Vida” (As a Man Thinketh), dijo una vez que “la circunstancia no hace al hombre, lo revela.” El emprendedurismo no es una evolución de un día para el otro.

El éxito viene para aquellos tercos que escogen ignorar el malestar temporal de un retraso en la estrategia a largo plazo de entregar valor.

5. "No tiene que gustarte, sólo tienes que hacerlo"
A veces sólo necesitas bajar tu cabeza, apretar tus dientes y correr hacia la batalla.

6. “Sácalos”
Como aprendices, había un precio que pagar cuando nos equivocábamos (siempre). Ya sea que fuera un error en un conflicto armado o en el negocio, hay egos y vidas en riesgo cuando las decisiones son malas. Aprender y aceptar los errores requiere de una humildad que no cualquiera tiene, sólo los verdaderos líderes.

7. “Si vas a ser tonto, es mejor ser rudo”
Perdón, pero las preguntas tontas existen y normalmente las hace la gente tonta. Como estudiante de la Marina, cuando un compañero tenía una duda tonta, toda la clase sufría.

Todos vivimos con el poder de la elección y si escoges hacer el “mal” entonces debes prepararte para enfrentar la tormenta.

En su libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”, Stephen Covey habla sobre como la elección reside entre el espacio del estímulo y la respuesta y como el ser responsable por las acciones de uno mismo, es más sobre ser capaz de responder o escoger el pensamiento que guiará tu comportamiento.

Como conclusión: acepta la responsabilidad de tus acciones y tus errores.

8. “Hay dos formas de hacer las cosas: de la manera correcta y otra vez”
Si una tarea en particular vale tu tiempo y energía, entonces debes hacerlo bien. A veces sólo tienes una oportunidad para el éxito. Haz que valga la pena.

9. “Todo es mente sobre materia, si no me molesta entonces no importa”
Esto fue algo que un instructor nos decía mientras castigaba a la clase. Los emprendedores comparten muchas características en común: el pensamiento independiente, crear sus propios caminos e ir en contra de la corriente a pesar del riesgo de perseguir la pasión que los lleva. Nada más importa para ellos.

10. “¡Boca arriba, boca abajo, boca arriba, boca abajo, de pie!”
El cambio pasa cuando menos lo esperes y dura de forma indefinida. La preparación no es suficiente, pero la adaptabilidad sí. La voluntad personal para aceptar el cambio y para adaptarse a ella, te permitirá florecer en lo desconocido. La preparación es sólo un subproducto de la voluntad para tratar.

11. Bonus: “¿alguien quiere rendirse?”