Columnas

Peter Pan y el liderazgo creativo

Este personaje podría ser considerado como un gran líder, ya que inspiró a sus amigos a soñar, creer, aprender y a ser lo que quisieran.
Peter Pan y el liderazgo creativo
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

En cualquier equipo innovador es muy importante contar con un buen líder. Para explicarlo de una manera sencilla les quiero platicar de uno de mis personajes favoritos, Peter Pan. Peter es un personaje que fue creado por el escritor escocés James Matthew Barrie a principios del siglo pasado y ¡vaya que es un protagonista único!

Si repasamos sus características podemos encontrar que es un niño que nunca crece, puede volar, viste de verde, vive en un país llamado Neverland (o Nunca Jamás), su mejor amiga es un hada, pelea contra piratas, entre muchas otras cosas. Pero si de verdad ponemos atención, veremos que tiene grandes virtudes, que en mi humilde punto de vista, lo convierten en el “Líder Creativo por Excelencia”.

Dicen por ahí, que un adulto creativo es un niño que sobrevivió y si él es un personaje que nunca crece, entonces eso lo convierte en un ser ampliamente creativo. Es el líder de todos los niños huérfanos de Nunca Jamás y su liderazgo tiene grandes peculiaridades como por ejemplo que, además de que él vive sus sueños todos los días, hace que todos a su alrededor también vivan los suyos. Sin importar qué tan descabelladas sean sus ideas, promueve el que todos usen su imaginación y sean creativos; además los motiva y acompaña hasta que lo logren.

Hoy en día, las empresas que buscan ser innovadoras requieren de líderes como él, que entiendan que ya no son los únicos responsables para generar las ideas en la empresa. En cambio, deben asumir un papel mucho más importante: proveer las condiciones necesarias para que sus equipos de trabajo sean los que aporten esas ideas, provocar esa creatividad en cada uno de ellos y ser el que le da forma hasta hacerlas realidad, para que esos esfuerzos tengan resultados de gran valor e impacto para la empresa. Al igual que lo hace Peter Pan.

Por un lado, si es verdad que dos cabezas piensan mejor que una, imagínate lo que 4, 5 ó 100 cabezas bien encaminadas y lideradas pueden lograr. En el libro de Malcolm Gladwell llamado “Outliers. The story of success” se plantea la regla de las 10,000 horas, la cual explica que para ser experto en algo, debes invertir 10,000 horas estudiando y/o trabajando en esa actividad.

Si esto es verdad, podemos suponer que si tenemos un problema de estacionamiento, por ejemplo, las personas más cercanas a una solución son los guardias de seguridad que ven diario cuántos, cómo y dónde entran los coches y no los dueños de la empresa. Así que la lógica indica que dirigidos adecuadamente, ellos encontrarían la solución adecuada y efectiva más rápido.

Por otro lado, es las aventuras de Nunca Jamás, no sabemos qué esperar para lograr la victoria y salvar a la princesa india o encontrar el tesoro pirata. Primero tenemos que luchar con indios y piratas, nadar con sirenas o incluso ser capturado por alguno de los anteriores.

El proceso de innovación también es una gran aventura, donde antes de tener éxito, primero tienes que experimentar, equivocarte, tener grandes frustraciones y aun así volver a intentarlo. El líder tiene que ser el primero en perder ese miedo a lo desconocido y empujar a su gente a arriesgarse y a levantarse. Los beneficios valen la pena.

No olvides algo importante para esta nueva aventura: Cuando más cerca estás de llegar a la cima de la montaña, es cuando las dudas, los miedos, el cansancio y las voces de la gente negativa aumentan para que des la vuelta… Así que sigue avanzando.

   *Miguel Carrillo es especialista en innovación, creador del Magic Innovation Model. Director General Creatima Consutling

        @MiguelCarderi