Emprendedores

Inventarios en minutos

HTK descubrió en la radiofrecuencia una solución más efectiva para los procesos de almacenamiento, logística, monitoreo de activos y personal.
Inventarios en minutos
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Gabriel Haddad, fundador de HTK –empresa especializada en logística por medio de tecnología de radiofrecuencia (RFID, por sus siglas en inglés)–, comenzó su carrera en la administración de una compañía familiar especializada en el giro textil.

Sin embargo, no era feliz del todo operándola. “Hay que saber cuándo renunciar cuando estás en un lugar que no te provoca emoción, o donde lo que te apasiona está muy lejos de tu alcance”, señala. Después de todo, el ingeniero industrial por la Universidad Anáhuac México Norte quería aprovechar su formación al máximo.

Además, Gabriel se encontraba estancado en el ámbito personal. “Soy un apasionado de los desafíos, no de la comodidad”, aclara. De ahí que sus intereses estuvieran en otras actividades lejos del confort que le otorgaba la estabilidad de la planta de textiles. “Pensaba que debía buscar una alternativa donde realmente aportara algo, donde innovar fuera la consigna de mi día a día”, agrega.

Tecnología al servicio de la industria

En 2008, a sus 28 años de edad, Gabriel optó por liquidar las deudas de la fábrica familiar y clausurarla para poder dedicarse a proyectos más ambiciosos. No obstante, su período al frente de la manufactura de telas le dejó varias lecciones de negocios y le permitió ver las necesidades de compañías con grandes cantidades de inventario e infraestructura. Una de ellas se refería al control de los activos a gran escala, donde la identificación inteligente a través de tecnología ganaba terreno, pero la aplicación en México era pobre.

Las empresas que manejan grandes volúmenes de mercancía se ven en la necesidad de controlar, identificar y rastrear todo tipo de activos e incluso, a sus recursos humanos durante sus movimientos en la operación diaria. Esto, aunado a la búsqueda de aportar algo a las industrias por medio de un negocio innovador, condujo al nuevo episodio emprendedor de Gabriel, ahora bajo un enfoque tecnológico.

Luego de 10 meses de investigación, el emprendedor dio en el clavo. Y sin más capital que el recabado tras el cierre de la planta, optó por implementar en México un nuevo sistema de reconocimiento, llamado a sustituir el uso de código de barras y facilitar la ejecución de inventarios.

“Buscaba emprender un negocio a la vanguardia con el mundo”, cuenta. “Así, descubrí que en otros países existía el uso de la identificación por radiofrecuencia, originalmente usada en la milicia estadounidense para reconocimiento de sus unidades aéreas; y aunque en México ya era conocida, no había opciones locales para el control de inventarios y las empresas extranjeras eran pocas”.

La tecnología de HTK está basada en etiquetas provistas de un microchip y dispositivos con antenas sensibles a las ondas radiales, que permiten identificar miles de activos en minutos. Y para aprovecharla, Gabriel se propuso conocer a fondo el know how detrás de una compañía de logística, así como a los mejores proveedores para entonces poder ofrecer esta tecnología en el país.

“Iniciamos con identificación de activos de alto valor y retornables, como vehículos, equipos de cómputo, contenedores y tarimas”, explica el emprendedor, director ejecutivo y artífice principal de la estrategia comercial de la empresa. Esto le permitió atender a compañías como Unilever y DHL en patios de maniobras, al igual que a empresas de la industria química, donde se enfocó en activos reutilizables.

Mover al mundo

A partir de sus primeras incursiones con grandes marcas en 2009 –año oficial de su arranque en operaciones–, el crecimiento de HTK ha sido exponencial. Desde 2010 cuenta con su propia plataforma de software y ensambla componentes de hardware para atender necesidades más específicas de sus clientes, lo que favorece la innovación tecnológica dentro de la empresa. Asimismo, esto le ha ayudado a diversificar el tipo de soluciones que pueden hacerse con RFID, por ejemplo, el control de personal.

La firma ha logrado expandirse hacia Latinoamérica y Estados Unidos, y entre sus clientes destacan: Microsoft, Nissan, IBM, GS1, Nacional Financiera, TV Azteca, San Carlos Centro Cultural, Adidas y Cinépolis.

“En su momento tuve que buscar ayuda y me asesoré con coaches de negocios de la consultora E-Myth”, dice el empresario.

Desde 2012, Gabriel trabaja a la par con la Fundación México Estados Unidos para la Ciencia (Fumec). “Ahí nos han asesorado con nuestra visión de negocios y orientarla hacia mejores prácticas. Incluso nos facilitaron alianzas estratégicas con organismos y empresas globales”. Gracias al apoyo, HTK ya es parte del grupo de empresas que BlackBerry presenta a sus clientes para el desarrollo de aplicaciones.

Con un equipo fijo de trabajo de 15 personas y más de 80 empleos indirectos por proyecto, Gabriel ha conseguido colocarse en México, Estados Unidos, El Salvador, Costa Rica, Guatemala, Honduras y Colombia. Uno de los objetivos de HTK para 2014 es explorar nuevos negocios en países como Canadá, para lo cual cuenta con el apoyo de TechBA Vancouver.