Tecnología

Aprovecha las redes de comunicación interna

Estos sistemas pueden generar importantes ahorros de tiempo, y aumentar la eficiencia en el flujo de trabajo y toma de decisiones de tu compañía.
Aprovecha las redes de comunicación interna
Crédito: Depositphotos.com

Las redes internas de comunicación proporcionan acceso sólo a los trabajadores de una compañía y a proveedores externos invitados. El objetivo es lograr que resulte más sencillo buscar información relacionada con las labores y establecer contacto entre colegas.

Sin embargo, encuestas realizadas por la firma de investigación de mercados y tecnología, Forrester Research, indican que a pesar de sus ventajas, estos sistemas son ampliamente subutilizados. Para comprender por qué y qué hacer al respecto, toma nota de los siguientes consejos.

¿Por qué hay resistencia a usar las redes internas?
Muchas personas ya se sienten abrumadas por los correos electrónicos, reportes y juntas de trabajo; por lo que pedirles que sumen a la lista otro método de comunicación se percibe como si estuvieras exagerando. Pero lo más importante es que la mayoría de la gente simplemente no sabe cómo utilizar una red interna.

Considera que en vez de usar he­rramientas “uno a uno” (teléfono y mail) o de “uno a muchos” (correo electrónico), las redes sociales permiten entablar conversaciones de “muchos con muchos”, algo que antes era imposible. Esto detiene a los empleados, porque un ambiente donde cualquiera puede “oírlos” no es apropiado para todo tipo de comunicados.

Así que esperan y observan para descifrar cómo se usa la red antes de sumergirse en ella. Esa es la razón por la cual resulta esencial buscar que un pequeño grupo empiece a hacer uso del sistema de forma consistente y fije los límites de qué se puede abordar y qué no en la red interna.

¿Cómo lograr una implementación más rápida y efectiva?
Muéstrale a tus colaboradores la manera en que las redes sociales internas harán que todo el mundo sea más eficiente en cuanto a solicitudes de información, análisis en colaboración y toma de decisiones; creación conjunta de contenidos, sincronización de las tareas y comunicación en toda la empresa. Explica, sobre todo, la manera en que la red conseguirá que todos puedan ahorrar tiempo.

Por ejemplo, el solo hecho de trasladar los correos electrónicos grupales, departamentales o generales a la red elimina una buena cantidad de mails de las bandejas de entrada de los empleados –así como la necesidad de revisarlos, evaluarlos y borrarlos– y centraliza las respuestas.