My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Consultoría / Vida emprendedora

3 preguntas que debes hacer antes de levantarte

¿Qué es lo primero que piensas cuando te despiertas? Usa esos minutos antes de iniciar tu día para reflexionar y prepararte para los retos laborales.
3 preguntas que debes hacer antes de levantarte
Crédito: Depositphotos.com
3 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Las primeras horas de la mañana son ideales para aclarar tu mente para el resto del día.

Como emprendedor, una de las mejores prácticas es comenzar el día con preguntas optimistas y atrevidas que te permitirán visualizar lo que viene después. Esto te ayuda a estar preparado para las oportunidades a lo largo de la jornada, abriendo tus ojos para cuando aparezcan retos inevitables. Te recomendamos hacerte estas tres interrogantes antes de dejar la cama:

1. ¿A quién puedo ayudar hoy? Hay una frase famosa de Platón que dice “Sé amable, pues cada persona que encuentras está librando una dura batalla”.  Es fácil despertarse y que tus primeros pensamientos sean “No dormí lo suficiente” o “Estoy ocupado… ¿cómo poder terminarlo todo?”

Aunque esos pensamientos son normales, no resultan muy inspiradores. Todas las personas tienen algo diferente que ofrecernos. Cuando inicias tu día preguntando de qué manera puedes ayudar, es equivalente a decir “Tengo algo que ofrecer y algo que dar.”

Ese es un camino más fortalecedor: ofrecer valor. Dedica algunos minutos pensando en nuevas maneras en las que puedas ayudar a la gente y pon atención a lo largo de día cuando nuevas oportunidades puedan presentarse.

2. ¿Qué puedo mejorar? Esto puede ser tan específico como quieras, pero el punto es que conceptualices qué acciones positivas puedes hacer hoy para ser un poco mejor que el día anterior.

¿Te dio flojera ir al gimnasio cuando necesitabas ir? ¿Cómo puedes dar un paso positivo para asegurarte de que no vuelva a ocurrir? ¿Perdiste la paciencia con alguien del trabajo y hubieras preferido manejarlo mejor? Piensa cómo puedes acercarte a esa persona y, si es necesario, discúlpate por tu mal comportamiento.

No se trata de ser perfecto o falso, sino de intentar hacer cada día un mayor esfuerzo que el de ayer. Así como el éxito no pasa de un día al otro para tu negocio, no te convertirás en un gran líder o emprendedor rápidamente. Cada día tendrás más sabiduría y un mayor compromiso para mejorar en tu propia vida.

3. ¿Cómo puedo crear valor hoy? Aunque esto suene similar a preguntar “¿A quién puedo ayudar?” Esto es sobre crear valor en tu trabajo. Es importante pensar maneras en las que tu labor ayuda a los demás.

Puede ser mediante un servicio de calidad o algún producto que ofrezcas o hasta al compartir contenido, la forma no es importante, es el valor. El valor de que estás motivado a crear, instintivamente se unirá a tu misión para tener mejores resultados.

8 claves para nunca llegar tarde