Consultoría

5 lugares inusuales para ejercitarte

Como emprendedor, es normal estar siempre ocupado. No abandones tu rutina de ejercicio, sigue estos tips y recárgate de energía.
5 lugares inusuales para ejercitarte
Crédito: Depositphotos.com

A los emprendedores ocupados les cuesta mucho trabajo atenerse a una rutina de ejercicio. Perderse un día de gimnasio se convierte en dos y antes de que lo sepas ha pasado una semana desde que hiciste tu última sentadilla. Un entrenador de Beverly Hills llamado Gunnar Peterson, dice que aunque una rutina de una hora es ideal, poder tener dos minutos de ejercicio algunas veces al día es mucho mejor que saltarse tu rutina por completo.

Por estas breves explosiones de actividad, recomienda hacer pequeños movimientos que ayuden a ciertos músculos del cuerpo.

“Siempre hay sangre moviéndose a aquellos músculos para que se sientan más firmes, mentalmente te sentirás mejor contigo mismo y vas a aguantar más”, dice Peterson.

Ofrece también algunas sugerencias para poder ejercitarnos en cualquier momento.

En el elevador. Aunque tomar las escaleras en lugar del elevador es muy bueno para acelerar tu ritmo cardiaco y hacer cardio todos los días, no es lo ideal si tienes que llegar a una junta sudando. En lugar de esto, Peterson dice que debes pegarte a la pared del ascensor y sentarte en una posición de 90 grados mientras dure el trayecto para trabajar tus cuádriceps y glúteos.

En el baño. Mientras te laves las manos, usa tu tiempo en el lavabo para descansar tus brazos en el mostrador y hacer levantamiento de piernas. Levanta una pierna del piso y dóblala con la otra asegurándote de que la rodilla no rebase los pies. Haz diez repeticiones con cada pierna mientras te enjabonas y enjuagas las manos.

En tu escritorio. ¿Quién dice que necesitas acostarte en el piso para hacer abdominales? Peterson dice que puedes fortalecer tu abdomen aunque estés sentado en una junta. Respira profundamente y mete tu estómago lo más que puedas llevando el ombligo a la columna. Mantén la respiración por tres segundos y suelta el aire. Este tipo de abdominales fortalecen el músculo abdominal que apoya tu postura y ayuda a la estabilidad.

Si quieres aprovechar el tiempo en tu escritorio, trata de levantar las piernas. Siéntate en tu silla, levanta las piernas y bájalas sin tocar el piso. Comienza con repeticiones de 10 a 15 y llega a repeticiones de 20. Esto ayuda al abdomen bajo, cerca de donde está el cinturón. Para el trabajo con los brazos, sepárate de la silla y hazte para adelante con los brazos sujetándote a la silla. Agarrando el asiento, baja tu cuerpo para fortalecer los tríceps.

En el auto. Toma ventaja de los viajes que hagas al hacer algún tipo de ejercicio abdominal. Para trabajar los brazos, trata de hacer contracciones isométricas. Sujeta el volante con tus manos en la parte de abajo, flexiona tus bíceps y aguanta unos segundos mientras la luz roja del semáforo se pone verde.

En el aeropuerto. Los viajes de negocios pueden arruinar tus horarios para hacer ejercicios. Trata de agregar algo de cardio al caminar lo más que puedas. Muchos aeropuertos están equipados con bandas, cuartos de yoga y hasta gimnasios completos, permitiendo que las personas se ejerciten antes de su vuelo.