Consultoría

4 cosas que debes aprender de Steve Jobs

A pesar de su difícil personalidad, el creador de la 'Mac' buscaba que las personas se esforzaran para dar lo mejor de sí mismas.
4 cosas que debes aprender de Steve Jobs
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

La imitación tal vez sea la forma más sincera de adulación, pero no es una estrategia para que tu negocio crezca.

Steve Jobs no sólo revolucionó la forma en la que escuchamos la música y usamos el teléfono, sino que cambió nuestro entendimiento de una computadora y hasta recobró nuestra habilidad de enamorarnos de las películas con su trabajo en Pixar.

Sin duda alguna, los jóvenes emprendedores pueden aprender mucho de este empresario, pero no deberían adherirse demasiado a su imagen. Después de todo, pudo haber sido un genio en el diseño, pero dejó algunas cosas fuera.

No le hizo caso a cada “regla” y no tomó en cuenta a sus mentores y modelos. Raramente le aconsejaba a alguien que lo imitara. Es más probable que dijera “La mejor manera de ser como yo es ser más como tú”.

Aun así, puedes aprender mucho de este emprendedor tecnológico:

1. Enfócate en la experiencia del consumidor. Jobs era un maestro entrando a la mente del cliente. Sabía lo que queríamos y cómo lo queríamos -a veces antes de que lo supiéramos nosotros.

2. Ten buen ojo para el diseño. No podía sólo funcionar. Jobs sabía que también debía sentirse bien al tacto, ser agradable de usar y mirar.

3. Fomenta la innovación. ¿Recuerdas algún momento sin un iPhone o iPod? Jobs creaba productos y categorías de los mismos sin ningún marco de referencia y hacía que fueran importantes en nuestras vidas.

4. Insiste en la excelencia. Jobs tenía poca paciencia con la gente que no pensaba bien las cosas, por lo mismo obligaba a las personas a su alrededor a dar lo mejor de sí mismas. No aceptaba sustitutos e inspiraba mucha lealtad.

Finalmente, si hay algo que debes aprender de él es enfocarte en tus clientes y ponerlos antes que todo. Piensa en los usuarios de Apple, los que hacen una fila fuera de la tienda durante horas esperando por el siguiente iPhone. Han hecho que la marca de Apple crezca más que por sí sola.

Nunca vas a lograr eso al tratar de ser como Steve Jobs. Pero si respondes estas preguntas para enfocarte en tus clientes, puedes definitivamente inspirar esa clase de promoción en tu marca.

- ¿Estoy sorprendiendo y encantando a mis clientes al mismo tiempo que les doy buenas experiencias?
- ¿Mis productos y servicios pueden ser utilizados y disfrutados por el consumidor?
- ¿Estoy satisfaciendo sus necesidades cada vez que interactúan con mi empresa?
- ¿Estoy innovando con una línea de productos que están en la misma línea (o más adelante) del mercado?
- ¿Estoy abriendo nuevos caminos?