Startups

5 secretos para identificar tus prioridades

Los dueños de startups, normalmente no cuentan con mucho tiempo libre. Sigue estos tips y aprende a separar lo urgente de lo importante.
5 secretos para identificar tus prioridades
Crédito: Depositphotos.com

El tiempo es dinero y, para los emprendedores que empiezan, es imperativo que ambos sean utilizados al máximo. Para hacer esto los fundadores deben priorizar.

Cuando comencé mi negocio, estaba enfrentándome a algunos problemas respecto a la construcción del sitio web financiero NerdWallet. Fue entonces cuando un buen amigo Drew Houston (fundador de Dropbox) me dio un consejo.

“Está bien que tengas dolores al crecer, mientras priorices correctamente y trabajes para resolverlos. Cualquier empresa se ve desordenada desde dentro”.

Cuando trabajé en Wall Street, la importancia de las cosas era establecida por la situación. Comparado con alzar tu negocio, priorizar en una negociación es fácil, ya que, aunque siempre estás apagando incendios, sabes de qué se trata. Saber cómo priorizar para asegurarte de que tu startup gane millones de dólares en los siguientes seis meses, es una tarea mucho más difícil.

Aquí hay algunas lecciones que he aprendido hasta hora:

1. Ten cuidado con las listas basadas en tareas. Los elementos de priorización son simples: entérate qué tareas deben hacerse y dales prioridad. El su libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”, Stephen Covey dice que el orden de importancia a las tareas debe medirse con cuatro métricas: importante/no importante y urgente/no urgente.

El proceso puede crear un sentido falso de satisfacción: ¿si tacho todo de la lista, habré hecho mi mejor trabajo? Esto tal vez funcione para los gerentes de una empresa fuerte, pero para una startup este puede ser un mal ejercicio. Nunca vas a terminar una lista y perderás mucho tiempo revisándola.

2. Enfócate solamente en temas que te hagan crecer. Una de las 100 cosas que llenan la mente de los emprendedores son cosas que “necesitas hacer”, 98 ayudarán potencialmente a tu empresa, pero dos por ciento de ellas pueden hacer crecer tu negocio. Enfócate en esas pocas y el resto de tus preocupaciones se resolverán solas.

Una mejor manera de pensar en la priorización es no verlas como tareas sino como temas. ¿Cuáles son las dos o tres cosas principales que te harán crecer? Debes realmente entender los conductores clave de tu negocio, algo que no los mueva no es una prioridad.

3. Olvida el perfeccionismo. Los emprendedores normalmente son triunfadores. Para nosotros es muy difícil dejar las cosas incompletas para enfocarnos en otras cosas que tienen más probabilidades de darnos resultados. Tal vez sea contraproducente, pero en el camino rudo para iniciar una empresa el perfeccionismo puede ser un problema.

4. Haz lo más difícil primero. La procrastinación no es un tipo de pereza, es una evasión, y naturalmente evitamos cosas que no queremos hacer. Lloyd Blankfein, CEO de Goldman Sachs, una vez dijo que la primera cosa que hace en su oficina todos los días es la tarea que menos quiere. Lo que sea que no quieras hacer, hazlo primero, así eliminarás el temor persistente que te quitará la energía para hacer las otras tareas mientras pospones lo inevitable.

5. No tapes los huecos del barco, cámbialo. Si pasas tu tiempo estirando los pies y manos para tapar los hoyos que están en el casco del negocio, vas a desear tener más pies y manos para cubrir todo. Tal vez el problema sea el mismo barco.

La presión por las prioridades nunca se va. Si las cosas van bien tu negocio, algo siempre parecerá que se va a quemar. Si tienes las cosas bajo control, esa es una bandera roja, es una señal de que estás haciendo lo que es urgente, no lo importante.