Recursos Humanos

Coaching ontológico: Clave de la productividad

Toma en cuenta esta herramienta para que tu empresa tenga buenos resultados y puedas motivar a tu equipo de trabajo todos los días.
Coaching ontológico: Clave de la productividad
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El mundo está en constante evolución y es lógico pensar que los procedimientos que antes funcionaban actualmente necesitan actualizarse por métodos más eficientes. El aprendizaje que hoy se requiere tiene que incluir a la persona que quiere aprender, no sólo lo que se aprende. Aquí es donde entra el coaching ontológico.

¿Qué es el coaching ontológico?
“Es una disciplina que nos da una forma diferente de interpretar a los seres humanos; su modo de relacionarse, actuar y de alcanzar los objetivos que se ponen ellos mismos tanto para su empresa como para la sociedad”, comenta Julio Olalla, uno de los pioneros del coaching ontológico.

Esta práctica busca aumentar la productividad de una empresa en un 50 por ciento. Cuando alguien se certifica como coach, su rendimiento aumenta debido a que contagia al resto del equipo y los motiva para que cumplan sus metas personales y profesionales.

De acuerdo con Mariana Orante; Directora General de Coaching Ontológico, en el mundo hay cuatro tipos de personas:

- Las que no saben lo que quieren.
- Las que sí saben lo que quieren pero no saben cómo conseguirlo.
- Las que sí saben lo que quieren, saben cómo conseguirlo, pero no emprenden.
- Las que sí saben lo que quieren, saben cómo lograrlo, emprenden, pero no lo hacen bien porque no saben cómo.

“Nuestra empresa da las herramientas necesarias a empleados, empresarios, amas de casa, entre otros, para que alcancen sus objetivos de manera fácil y rápida”, añade Mariana.

Hay algunos suertudos que saben exactamente el camino que deben tomar para lograr sus objetivos. La gente inevitablemente falla, de eso no hay escapatoria, pero no hay que olvidar que de cada falla hay un aprendizaje. Aunque muchas veces nos sintamos solos en el camino al emprendimiento, siempre buscamos un tipo de guía que nos ayude a descubrir todo nuestro potencial, un empuje para facilitarnos las cosas.

Al final, lo que busca el coaching ontológico es que este tipo de experiencias no sólo ayuden a la empresa, sino que también hagan que las personas descubran su pasión para tener resultados extraordinarios. Este tipo de efectos se logra con una persona que sabe cómo guiarte para comunicarte efectivamente.

Dante Moncada, experto en comunicación social, afirma que hay tres componentes para tener una buena comunicación con la audiencia: el tema que se comunica, expectativa de ese auditorio y el contenido. Lo que busca cualquier capacitador es que  las personas aprendan a dar el mensaje lo más claro posible a su público objetivo.  

“Uno de los principales errores de la comunicación con los empleados es que los líderes creen que con poner en un pizarrón las noticias se entenderá el mensaje. Se debe buscar tener una comunicación más horizontal, saber escucharlos. También algunos medios son más eficientes, como por ejemplo con las redes sociales, aunque haya cierta jerarquía eso no quiere decir que no pueda haber armonía laboral”, sostiene Dante.

Desde que existe el internet, la comunicación con las personas a nuestro alrededor ha ido evolucionando hasta el punto en el que no consideramos importante dar las noticias de una manera atractiva y ágil. Dante asegura que esto es debido a que se ha ido perdiendo la cultura laboral y organizacional y que se debe sacar provecho a los blogs internos en los que se puedan escribir comentarios.

La productividad está relacionada con una buena comunicación. Una persona productiva es aquella que aprovecha sus habilidades para cumplir la misión de la empresa, trabaja en equipo y disfruta lo que hace.

“Este tipo de certificación te ayudará a liberar tu potencial y a tomar decisiones de manera inmediata. Sabrás qué es lo te apasiona y qué harías sin que te tuvieran que pagar. Si tienes un coach, éste será como un ejemplo a seguir, alguien en quien apoyarte, debes disfrutar el camino a tu meta” dice Mariana. “Siempre va a existir el miedo a emprender, el punto es convertir ese miedo en energía, ya que lo que te impulsa te da más fuerza. Valiente es aquel que aún con miedo, hace lo correcto”, concluye.