Recursos Humanos

4 tips antes de contratar al primer empleado

Si tu negocio está creciendo, toma en cuenta estos puntos para saber si puedes elegir a una persona que te ayude con la carga laboral.
4 tips antes de contratar al primer empleado
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Contratar a tu primer empleado es un gran paso y puede ser una decisión muy importante. ¿Cómo sabes que es el momento es correcto?

La regla simple que debes seguir es que debes contratarlo cuando el costo adicional se justifique por la combinación de tres elementos: el aumento de los ingresos, menor gasto y la reducción de la carga de trabajo para ti. Para poder tomar esta decisión, necesitas estas cuatro cosas:

1. El verdadero costo de tu primer empleado. Contratar a la primera persona será costoso. Una gran porción será una compensación. Este gasto puede ser mitigado al emplear por medio tiempo en lugar de tiempo completo. De cualquier forma, el precio de tu primer empleado va más allá de los cheques que hagas.

Tendrás que gastar tiempo y esfuerzo para completar el proceso de contratación y luego ayudarlo una vez que esté a bordo. Toma en cuenta que tal vez necesites comprar equipo nuevo (computadora, escritorio, silla) y espacio de oficina.

2. Ingresos adicionales que podrás generar. Tu nuevo trabajador puede ayudarte a incrementar tus ingresos. Él o ella lo hará al expandir la capacidad de tu empresa para entregar un producto o servicio que cumpla las demandas. Puede quitarte de encima algunas responsabilidades administrativas que te darán más tiempo para vender o entregar tu producto o servicio. Cada una de estas actividades incrementarán los ingresos de tu firma.

3. Podrás reducir algunos gastos. Tu empleado nuevo seguramente aumentará los gastos, pero también te ayudará a reducir otros. Por ejemplo, tal vez haga cosas que hacía otra empresa por fuera, reduciendo lo que le pagabas a otras personas. Haz una lista de estos ahorros.

4. El beneficio personal de una carga de trabajo reducida. Los tres puntos de arriba son medibles. Puedes ver los números y determinar si contratar a tu primer empelado representará un incremento neto o una disminución en tu balance final.

Si el resultado es más ganancias, la decisión es fácil. De cualquier manera aunque tu nuevo empleado te haga perder, tomar esta decisión puede darte tu tiempo de regreso. Recuerda, a la larga trabajar a un paso que sea sostenible para ti y tu familia es importante para el éxito.