Marketing

Construye tu marca personal

Con base en el trabajo bien hecho y su reputación, Toni Torres convirtió su nombre en un referente en el área de las relaciones públicas.
  • ---Shares

Carmen Aristegui, Daniel Espinosa, Ezequiel Farca, Fernanda Familiar, Frida Kahlo, Héctor Esrawe, Martha Debayle, Michael Jackson, Michael Jordan, Tanya Moss y Juan Villoro tienen algo en común: todos ellos han hecho de su nombre su marca personal. Y al igual que en el caso de productos o servicios muy posicionados, algunas de ellas valen millones.

Para la mayoría, conseguirlo ha sido una labor de años, que no se acaba cuando ya se está en la cima, sino que debe mantenerse con base en el trabajo constante y bien hecho. Tal es el caso de María Antonieta Torres, mejor conocida como Toni Torres, una de las primeras mujeres que logró profesionalizar las relaciones públicas en la industria del entretenimiento de México.

La también fundadora de Toni Torres Enlaces Estratégicos, agencia boutique de marketing communications, inició su carrera en 1986 cuando tuvo la oportunidad de asistir a una presentación de David Copperfield. “A mis 14 años trabajaba en una agencia de viajes y alguien me preguntó si quería trabajar con David. Por supuesto no lo dudé, siempre tuve claro que quería comenzar con los famosos”, recuerda.

A 28 años de distancia, la emprendedora asegura que aunque en ese empleo no cobró un solo centavo, ganó más que cualquiera. El haber trabajado con el que era en ese momento el mejor ilusionista del mundo, le sirvió de base para demostrar su profesionalismo. “No te avala un papel, sino lo que haces”, afirma.

La labor que realizó durante tres años consecutivos con Copperfield le abrió la puerta para después poder manejar las relaciones públicas, de medios y la logística de giras de artistas como Luis Miguel, Alejandro Fernández, Chayanne, Cristian Castro, Joaquín Sabina, Paco de Lucía y Marco Antonio Regil, entre otros.

Pero Toni no se conformó con posicionarse como la mejor publirrelacionista en el mundo de los espectáculos. También se convirtió en la vocera de marcas como America On Line, Fox Latin American Channels y Six Flags México, encargándose de sus lanzamientos y de posicionarlas como las empresas número uno en su ramo en Latinoamérica.

¿Cuál ha sido el secreto? La emprendedora dice que se trata de un trabajo de años en el que ha construido una reputación basada en cuatro pilares: respeto, credibilidad, confianza y compromiso. En todos estos años, ninguno de los artistas con los que ha trabajado le ha pedido firmar un contrato de confidencialidad y esto, dice, se debe a que es una persona cabal, que da su palabra y la hace respetar.

Toni se define como una persona comprometida, que cumple con sus obligaciones y hace un poco más de lo esperado para que el resultado no sea sólo bueno, sino extraordinario. En resumen, dice, “el sello de tus acciones es tu persona”, por eso siempre hay que dar lo mejor y dejar que el trabajo hable por sí mismo. “El no cumplir o no estar comprometido con un proyecto tiene una repercusión”, advierte.

Seguimiento
El trabajo no termina con la realización del encargo, explica la emprendedora. Las relaciones públicas y la construcción de una reputación son una labor de años a los que se les debe dar seguimiento constante, como en toda negociación. Por ejemplo, Toni mantiene un vínculo con todos los artistas que ha apoyado, quienes sin dudarlo, afirma, le han dado su recomendación gracias a la labor que ha realizado.

Para mantener viva esta relación no hacen falta grandes inversiones, sino apostar por el respeto –manteniendo confidencial lo que pertenece a la esfera privada– y pequeños detalles. Una tarjeta de felicitación en un cumpleaños, un regalo personalizado o una llamada telefónica en una fecha especial pueden ser suficientes para seguir en contacto.

Esta es la fórmula que le ha resultado a Toni y que, asegura, puede ser replicable. “Todos somos una marca y podemos construir nuestro nombre y reputación. La base siguen siendo nuestras acciones diarias”. Por esa razón es que en la época actual, en la que las redes sociales son empleadas con tanta frecuencia, se debe tener especial cuidado con lo que se hace en y con ellas. “La reputación virtual es una extensión de tu imagen y no pueden disociarse”, insiste.

Desde hace siete años, Toni decidió compartir sus experiencias en talleres y conferencias que pudieran servir a otros para cimentar mejores relaciones, corregir su comunicación y alcanzar con mayor eficacia sus objetivos. Actualmente imparte estas charlas en escuelas y en empresas, y también diseña estrategias y políticas internas, hace diseño de imagen corporativa, coaching personal en relaciones públicas, diseña programas a la medida de CRM (Customer Relationship Management) y manejo de crisis. En sus planes a futuro está el lanzamiento de un libro a finales de este año.

Prestigio y diferenciación

Jorge Peralta, director de la consultora Innovación Disruptiva, considera que construir una marca personal es la socialización de un prestigio. De acuerdo con el experto, un profesionista que quiere hacerlo con su nombre debe considerar los siguientes aspectos.

Haz las cosas bien desde el principio. Te servirá para diferenciarte del resto de los profesionales. Otra buena idea para ir construyendo una reputación positiva es participar en iniciativas valiosas. Luego, comunica lo mejor posible quién eres y qué haces.
Genera un buen historial. Tus buenas acciones te ayudarán a acumular valor. Haz una lista de referencias que te puedan recomendar o proyectos en los que hayas participado.
Sé congruente con tu imagen. Tus actuaciones valiosas son abonos a tu cuenta y las mediocres son cargos. Recuerda que toma muchos años construir una marca, pero pocos minutos destruirla.
Evita ser soberbio. Procura que la buena fama que se genere a tu alrededor no te vuelva engreído ni te haga creer que no debes escuchar a los demás. Siempre debes seguir aprendiendo. No olvides que no importa el tamaño de tu talento, la ignorancia y soberbia son el mejor camino para acabar con tu reputación.