Recursos Humanos

Emprendedores prefieren la anti-oficina

Las últimas tendencias incluyen desde centros de trabajo colaborativo y espacios al aire libre hasta apps y soluciones Web.
Emprendedores prefieren la anti-oficina
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Si en tu oficina aún hay un fax o un proyector de acetatos, lo mejor es que dejes de leer este artículo ahora, pues quizá no te gustará lo que te vamos a decir. Para empezar, si es tu caso, debes estar consciente de una cosa: tu oficina y equipo son obsoletos.

“Creo que el concepto de lo que una oficina necesita se debe replantear”, dice Frank Mruk, decano de la Escuela de Arquitectura y Diseño del MIT de Nueva York, Estados Unidos.

“Se puede decir que hoy las oficinas están en peligro de extinción, ya que en realidad son sólo un lugar de reunión. Además, no se requiere estar todo el tiempo frente a una computadora de escritorio, también se puede trabajar en cualquier lugar y en todo momento, gracias a dispositivos móviles como smartphones y tablets”, agrega el catedrático. Considerando lo anterior, la pregunta es: ¿por qué debemos encerrarnos en un edificio?

Aparentemente no es necesario. Para muchos profesionistas y emprendedores la idea de una oficina parece más lejana que los clientes internacionales con los que trabajan vía Skype, Google Docs y Dropbox. Otra realidad es que cada vez más conceptos de negocios no requieren de un espacio fijo o físico para desarrollar sus actividades principales. Así, colaboradores, escritores y diseñadores pueden trabajar desde cualquier lugar con conexión a Internet. Por lo que la motivación es la flexibilidad, no la estructura.

Esto deja sólo un tema por resolver: la sala de conferencias. Todavía los dueños de negocios y directivos consideran necesario realizar juntas, ya sean internas o con clientes y proveedores. Aquí es cuando entran los servicios y soluciones en la Web que permiten llevarlas a cabo de manera remota. La principal ventaja de no tener que rentar un espacio de trabajo es que el ahorro de recursos generado hace que muchas empresas que apenas comienzan sean más rentables y obtengan mejores resultados.

Espacios colaborativos

Si bien aún no consideras que estás preparado para desechar por completo la idea de tener una oficina física, los espacios de trabajo compartidos pueden ser una opción para ti. Entre otras ventajas, puedes convivir no sólo con tus compañeros de equipo, sino también con otros emprendedores de tu mismo giro o de industrias completamente diferentes. Empresas como Centraal y Urban Station (ambas en la Ciudad de México) ofrecen espacios colaborativos, sin lugares fijos asignados, donde la creatividad fluye de manera natural.

“Cualquier persona puede venir a trabajar aquí y podrá convivir, intercambiar ideas e incluso, formar alianzas estratégicas con otros usuarios que aporten a su trabajo”, asegura Diego Vielma, socio fundador de Centraal. “Una buena idea no sirve de nada si no se comparte. Para aterrizarla y convertirla en algo tangible, se debe trabajar en colaboración con otras personas”, agrega.

Por su parte, Elizabeth Danze, decana de la facultad de arquitectura de la Universidad de Texas, explica que ahora los arquitectos deben enfocarse más a crear espacios donde la gente pueda interactuar, los cuales pueden ser al aire libre. “Los espacios verdes, ya sea en azoteas, jardines o terrazas, dan a las personas un lugar donde pueden relajarse y convivir de otra manera”, señala.

También hay oficinas que se diseñan bajo el concepto de flexibilidad. Permitir a los usuarios elegir dónde ubicarse, tener salas de usos múltiples, espacios no designados y tirar las barreras físicas –como cubículos personales– pueden generar mejores resultados. Sin embargo, no dejes de lado a quienes prefieren trabajar en espacios establecidos. Lo ideal es que cada quien pueda elegir la alternativa que se ajuste mejor a su personalidad.