Consultoría

10 tips para tu personalidad empresarial

Sigue estos consejos y prepárate para las oportunidades que se puedan presentar cuidando tu imagen en todo momento.
10 tips para tu personalidad empresarial
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Aunque seas creativo, apasionado, encantador y tengas buenas ideas y habilidades laborales, puedes no estar preparado para las oportunidades que se atreviesen en tu camino. Si no le has sacado provecho a alguna de tus habilidades tal vez sea porque necesitas preparar algunos elementos esenciales de tu personalidad empresarial.

Aquí hay 10 cosas que puedes hacer para estar listo:

1. Tómate fotografías creativas o profesionales. Las utilizarás en tus redes sociales, sitio web, en las páginas de otras personas, la parte de atrás de tu libro y más. Si no te gusta tomarte ese tipo de fotos puedes intentar selfies de último minuto o cortar una fotografía con un exnovio. Piensa en la impresión que quieras dejar y tómate fotos profesionales que reflejen tu competencia y estilo.

2. Ten presencia en redes sociales. Prueba un software gratuito como Buffer o Hootsuite para automatizar algunos mensajes cada semana si sientes que estás muy ocupado/a para crear contenido diario. También, si quieres ser como “los niños de estos días” y poner todas esas imágenes en tus blogs y cuentas sociales, trata de usar Canva para crear tus propios gráficos profesionales en minutos. Sé honesto: ¿Contratarías a alguien silencioso y que no está al día con el internet? Hazte disponible y atractivo en los canales en los que operan tus clientes.

3. Desarrolla un pitch de marca. Si te estuvieras estableciendo como un diseñador freelance y yo te preguntara qué haces y me dijeras “diseño gráfico” tal vez me dormiría. En lugar de eso intenta “Creo diseños modernos y atrevidos para consultores y otros expertos. Hago que la gente se vea tan creíble y accesible como en la vida real. ¡Amo lo que hago!” la gente seguro te lo compraría. Solo sé específico, encantador y apasionado. Las oportunidades tienen un hábito de presentarse a la gente que parece motivada y preparada.

4. Crea un sitio sencillo o blog. Justo como los artistas necesitan portafolios, los empresarios, vendedores y consultores necesitan sitios para mostrar su potencial. Se llaman blogs. Crea un lugar en el que las conexiones y clientes puedan ver tus pensamientos , experiencia y amabilidad en el área en la que ellos quieran contratarte. Estar listo significa tomar control de tu presencia online. Aunque conozcas a la gente de frente, no asumas que no te buscarán en internet, porque lo harán.

5. Obtén una cuenta de correo electrónico profesional. Elige cuidadosamente tu nombre. Establece una cuenta con el nombre de tu dominio o tu nombre y apellido separados por un punto.

6. Reúne las opiniones y reseñas de antiguos clientes. Ya sea que colecciones tuits positivos y los pones en tu sitio web o le pediste a las personas que opinaran de tu trabajo anterior, junta testimoniales y ruega porque te hagan ver bien. Usa estas reseñas en tu sitio web, kit de prensa y otros materiales de marketing.

7. Actualiza tu biografía y crea al menos dos versiones. Tus logros, apariciones, pensamientos, habilidades y experiencias cambian constantemente. Escribe una biografía que refleje las habilidades más relacionadas a la identidad de tu marca. Crea una versión controversial y formal.

8. Crea una tarjeta de presentación que valga la pena guardar. ¿Te acuerdas de esa vez cuando conociste a alguien que parecía interesado en trabajar contigo y no tenías tarjetas de presentación contigo? Arregla eso. Puedes contratar a un diseñador y crear tarjetas memorables o también puedes usar algunas aplicaciones o programas que lo hagan por ti.

9. Una forma de tomar los pagos. Una vez que tienes negocios y pedidos, necesitarás una forma para que realmente te paguen. Una cuenta gratuita de PayPal te permitirá recibir pagos online. No seas esa persona que no está preparada cuando el cliente está listo para irse.

10. Haz un plan. Las personas de negocios mueren un poco por dentro cuando hablan con gente que no tiene un plan. ¿Hacia dónde vas con tu carrera empresarial? ¿Qué nuevos productos vas a lanzar pronto? ¿Cómo te vas a promocionar? Si no tienes un plan, no vas a poder impresionar a la gente ni ganarte su confianza.