Columnas

Convierte tus sueños en un caso de éxito

¡Sé un emprendedor exitoso! Sólo debes dejar atrás tus miedos y atreverte a soñar. Aquí algunos consejos.
Convierte tus sueños en un caso de éxito
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

En estos últimos días, me ha dado mucho gusto enterarme de los grandes logros que los mexicanos han tenido a nivel mundial, en especial en el deporte. Algunos ejemplos son las medallas obtenidas en las Olimpiadas Universitarias, la selección de básquetbol y los triunfos de jugadores de futbol en las mejores ligas de Europa.

Por otro lado, la semana pasada tuve la oportunidad de presenciar el “draft” final de la segunda generación para la incubadora del nuevo Centro de Emprendimiento en Startup México en el Distrito Federal. Después de conocer 50 proyectos de diferentes empresas, me di cuenta que la mayoría de ellas podría tener un alto impacto en sus respectivos mercados. Todos ellos demuestran que, además del talento, la mentalidad y el trabajo diario rinden frutos.

Con todo esto no me queda más que pensar que lo que está determinando el crecimiento y evolución de nuestro país es y seguirá siendo el cambio de mentalidad.

Antes se decía que en México no sabíamos trabajar en equipo y, cuando alguien sobresalía o luchaba por un objetivo mayor, era normal que los demás lo bombardearan para tenerlo bajo control.

Esta nueva generación de mexicanos está demostrando no sólo que se puede competir en cualquier mercado con productos de calidad, sino que este tipo de casos de éxitos sirven como motivadores para que los demás se atrevan a seguir sus sueños dejando la envidia atrás.

Pero, ¿cómo lograr lo mismo que ellos?

El primer paso es soñar. Todos queremos ciertas cosas en la vida, pero en general se divide en dos aspectos: ¿Cómo me gustaría estar en mi vida personal? Esto incluye el ámbito personal, familiar, social y laboral. ¿A qué me quiero dedicar el resto de mi vida?

Lo ideal es lograr que estos dos aspectos se complementen. Define tu trabajo ideal con pros y contras de calidad de vida, tiempo libre, remuneración económica, plan de carrera a largo plazo, etcétera.  

Sueña con tu vida familiar ideal: ¿Te quieres casar? ¿Quieres tener hijos?, ¿Quieres darle a tu pareja o familia tiempo de calidad o de cantidad? ¿Dónde quieres vivir? Ya que lo tengas definido, contesta la pregunta más importante de todas: ¿Qué precio estás dispuesto a pagar para lograrlo?

El segundo paso es perder el miedo. Suena muy fácil pero tiende a ser el proceso más complicado y largo de todos. Como lo comenté en mi artículo anterior (De miedos y otros dragones) para lograr esto debes enfrentar tres retos: la voz social (círculo externo), los dragones (la voz interna) y la prueba del fracaso.

Por último pero igual de importante: actúa. Desarrolla una estrategia con pasos a seguir para lograr tus objetivos. Como dicen en una de mis series favoritas “Cómo conocí a tu madre” (How I Met Your Mother): “De ahora en adelante, que cada paso que des sea en función de ese objetivo”.

Estos son los tres pasos básicos para lograr todo lo que buscas, pero por más sencillos que parezcan requieren de tiempo, esfuerzo y mentalidad.

Algo importante es entender que la felicidad no es un objetivo, es una constante, así que disfruta cada etapa y momento de este proceso. Después de esto, lo único que te puedo asegurar es que aunque vas a tener muchos retos, obstáculos y problemas en el camino, si tu objetivo es claro y tu pasión grande, valdrá la pena.

Hoy es el primer día del resto de tu vida, ¿qué vas a hacer diferente?

   *Miguel Carrillo es especialista en innovación, creador del Magic Innovation Model. Director General Creatima Consutling

       @MiguelCarderi