Emprendedores

4 tips sobre confianza de emprendedoras

Estas mujeres no han permitido que los obstáculos les quiten la seguridad. Toma nota de sus consejos para que tu idea se convierta en una realidad.
4 tips sobre confianza de emprendedoras
Crédito: Depositphotos.com

Cuando eres dueña de un negocio no importa cuántos inversionistas tienes, de dónde sacaste tus diplomas o a qué eventos vas si no confías en tus ideas. Al final del día, si no tienes fe en ti misma y en tu negocio lo más seguro es que fracases. A pesar del rechazo constante y la duda, los emprendedores exitosos siempre son capaces de sacar la confianza desde dentro. Si tu no crees en tu proyecto, ¿quién lo hará por ti?

Como emprendedora, entiendo que puede ser retador silenciar las dudas que tengas, especialmente cuando te enfrentas a una gran decisión o estás rodeada de personas negativas. Mis amigas emprendedoras siempre me inspiran con su gran determinación e intrepidez. Aquí hay algunas cosas que podemos aprender de estas mujeres sobre tener confianza:

Admite que hay cosas que no sabes. Si estás consciente de las cosas que no sabes entonces tendrás mucha más fe en lo que sí sabes. Parte de tener tu propio negoció es ser capaz de contratar para compensar tus debilidades. Nadie espera que seas buena en todo. Si tienes un buen equipo en el que cada uno es bueno en cierta cosa, tendrás más confianza y tus ideas estarán mejor ejecutadas.

Haz tu investigación. Cuando vayas a juntas con posibles inversionistas o clientes, asegúrate de saber de qué estás hablando. Debes conocer todo acerca de tu industria.

Melisa Thompson CEO y fundadora de TalkSession, dice que antes de las juntas pasa mucho tiempo estudiando a su mercado. “Me aseguro de seguir aprendiendo sobre la parte legal de la ecuación así como de las partes que requieren de práctica.”

Heidi Nazarudin, blogger en The Successful Style y president de Blogger Babes, dice “Mi confianza es una mezcla de estilo y substancia. Saber que me veo muy bien y que he hecho mi tarea me ayuda a estar llena de confianza, en otras palabras, pulida, lista y preparada.”

No pongas atención a las desventajas. Una de las primeras preguntas que siempre le hago a las emprendedoras de la Generación Y es si sienten que ser una mujer es una desventaja. Todas con las que he hablado me han dicho que no. Andi Atteberry, fundadora de blingsting, dice “No gasto energía preguntándome si he enfrentado diferentes retos que otro líder o dueño de negocios debido a que soy mujer. Creo que al final del día, si eres bueno en lo que haces, eso es todo lo que importa.”

Sólo porque no les guste tu negocio, no quiere decir que tú no les caigas bien. Para los emprendedores, la línea entre lo personal y profesional es algo borrosa. Cuando alguien rechaza tu idea puede sentirse como un ataque personal debido al tiempo y energía que invertiste.

La fundadora de Shop-Hers, Jaclyn Shanfeld, explica cómo supera los rechazos y mantiene la cabeza en alto: “Tengo una piel gruesa y soy capaz de separar la opinión de los otros. Soy humilde y apasionada con lo que hago. Un “no” nunca me quitará eso.”

Date cuenta desde un principio que hay mucho más que sólo tu negocio. De esta forma al ser rechazada no te sentirás tan mal y podrás rebotar de regreso más rápido.