Emprendedores

9 cosas que la gente exitosa NO hace

Para aumentar tu inteligencia emocional y tus probabilidades de triunfar, evita estas actitudes dañinas.
9 cosas que la gente exitosa NO hace
Crédito: Depositphotos.com

Toma nota de estas nueve cosas que los empresarios más exitosos evitan hacer y ponlas en práctica para aumentar tu inteligencia y rendimiento emocional.

1. No dejan que nadie limite su alegría. Si te comparas con otros ya no eres el dueño de tu propia felicidad. Cuando las personas emocionalmente inteligentes se sienten bien sobre algo que hicieron, no van a dejar que la opinión o logros de una persona les quite eso.

Aunque sea imposible apagar tus reacciones a lo que los otros piensen de ti, no tienes que compararte o tomar en cuenta sus opiniones. De esa forma no importa lo que los otros estén pensando o haciendo, tu propio valor viene desde dentro. Sin importar lo que piensen de ti, una cosa es segura, nunca eres ni tan bueno ni tan malo como ellos dicen.

2. No olvidan. Estas personas perdonan fácilmente, pero eso no significa que vayan a olvidar. Perdonar significa dejar ir lo que pasó para avanzar, pero no quiere decir que le darás otra oportunidad al que te hizo mal. La gente emocionalmente inteligente no soporta ser molestada por los errores de los otros, así que los dejan ir y se protegen de un daño en el futuro.

3. No mueren en la pelea. Saben lo importante que es vivir para pelear otro día. En un conflicto, si no mides tus emociones te puedes involucrar demasiado en la pelea y salir muy lastimado. Cuando sabes leer y responder a tus emociones eres capaz de elegir tus batallas sabiamente y sólo estar en el campo de batalla cuando sea necesario.

4. No priorizan la perfección. El objetivo de estas personas no es la perfección porque saben que no existe. Los seres humanos, por naturaleza son imperfectos. Si tienes la meta de ser perfecto, siempre te quedarás con un sentimiento de fracaso y terminarás pasando tu tiempo lamentando tu error y pensado lo que debiste hacer diferente en lugar de disfrutar lo que conseguiste.

5. No viven en el pasado.  El fracaso puede destruir tu autoestima y hace más difícil que creas que puedes alcanzar algo mejor en el futuro. La mayoría del tiempo los fracasos salen de tomar riesgos y al tratar de alcanzar algo que no es fácil. La gente emocionalmente inteligente sabe que el éxito yace en su habilidad para levantarse del fracaso y esto es difícil cuando viven en el pasado.

Cualquier cosa que valga la pena alcanzar requerirá que tomes ciertos riesgos y no puedes dejar que el fracaso te haga creer que no puedes tener éxito. Cuando vives en el pasado eso es exactamente lo que pasa y tu pasado se convierte en tu presente evitando que avances.

6. No se obsesionan con los problemas. Cuando te obsesionas con los problemas que tienes en frente, creas y prolongas las emociones negativas y el estrés, lo cual dificulta el desempeño. Si enfocas tus acciones para mejorar tus circunstancias creas un sentido de eficacia personal que produce emociones positivas y mejora el rendimiento. Las personas emocionalmente inteligentes no se obsesionan con los problemas porque saben que son más efectivas cuando se enfocan en las soluciones.

7. No conviven con gente negativa. Los que se quejan todo el tiempo son mala compañía ya que no dejan de repetir sus problemas y no buscan soluciones. Quieren que la gente se una a su pena para que puedan sentirse mejor sobre ellos mismos. Las personas usualmente sienten presión al escuchar a los que se quejan porque, aunque no quieren ser vistos como groseros, hay una línea muy delgada entre escuchar un poco a ser absorbido en su mundo negativo.

Puedes evitar esto poniendo tus límites y distanciándote cuando sea necesario. Piénsalo de esta forma: si una persona estuviera fumando, ¿te sentarías ahí todo la tarde inhalando el humo del cigarro? Seguro te alejarías y deberías hacer lo mismo con los quejumbrosos. Una gran forma de poner límites es preguntándole a estas personas cómo resolverán el problema. Puede ser que se calme o redirija la conversación hacia una dirección positiva.

8. No guardan rencores. Las emociones negativas que vienen de guardar rencores son una respuesta al estrés. Cuando una amenaza es inminente, esta reacción es esencial para la supervivencia, pero cuando una amenaza es historia antigua aferrarte a eso puede hacerte daño y tendrás problemas de salud con el tiempo. Si tienes rencores tienes estrés. Debes aprender a dejar ir las cosas; no sólo te hará sentir mejor ahora sino que mejorará tu salud.

9. No dicen que sí a menos que de verdad quieran. Una investigación dirigida por la Universidad de California en San Francisco muestra que entre mas difícil sea decir que “no” es más probable que te estreses y que hasta te deprimas. Decir que “no” es un reto para muchas personas. Cuando le pides algo a la gente emocionalmente inteligente, evitan frases como “No creo que pueda” o “No estoy seguro”. Decir que “no” a un nuevo compromiso honra tus compromisos existentes y te da la oportunidad de cumplirlos con éxito.