Franquicias

Aprende a manejar la abundancia

Gracias a un sistema de control de inventario y una buena administración, Lorena Valadez es una de las mejores franquiciatarias de Perugia.
Aprende a manejar  la abundancia
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Es ya sabido que una buena ubicación es determinante en el éxito de un negocio; sin embargo, ésta no puede asegurarte tener una operación rentable. Para ello, es indispensable que también se conjuguen una serie de factores, como tus ventas, el costo y la calidad de tus productos y, sobre todo, que aprendas a llevar una correcta administración.

Lorena Valadez y su esposo han aprendido esta lección. Hace año y medio decidieron diversificar sus fuentes de ingresos y apostaron por un modelo de negocios probado para emprender. Eligieron Perugia, una marca mexicana de calzado con 42 años en el mercado y que desde hace un par ofrece una oportunidad bajo el esquema de franquicia.

Y la escogieron por los buenos pronósticos de crecimiento de la marca (en febrero de este año fue galardona como la mejor franquicia de venta al menudeo por la Asociación Mexicana de Franquicias). Además, por el enorme potencial de su mercado objetivo: las mujeres, que en el país suman 57 millones, según el Inegi.

De acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria del Calzado, el consumo de zapato per cápita es de 2.7 pares al año. A decir de Ignacio Ruiz, director de franquicias de Perugia, la mujer contemporánea –a quien dirigen su oferta–, es un segmento que demanda calzado de moda, de alta calidad y a precios accesibles.

“Desde el inicio hubo química y confianza con la franquicia. Primero, porque es mexicana y cuenta con una planta de manufactura y distribución en León, Guanajuato, que genera fuentes de empleo locales”, explica Lorena. También por los apoyos preoperativos (autorización del local y su adaptación, definición del inventario inicial y apoyo en la publicidad de arranque). Luego, porque mantiene una estrecha comunicación para apoyar en todo momento a los nuevos emprendedores.

Adicionalmente, Perugia ofrece un sistema automatizado para el manejo de los inventarios, que incluso permite controlar la caja y generar reportes de ventas y pedidos. Con éste, los franquiciatarios pueden analizar sus ventas e ir adaptando su oferta conforme lo que va dictando el mercado.

Lorena abrió en mayo de 2013 su primera unidad en el centro de Querétaro, una plaza con una excelente ubicación. “Tuvimos muy buen recibimiento porque coincidió con las ventas del Día de la Madre. Y el punto de equilibrio lo alcanzamos desde el primer mes”, comenta. Aunque este negocio es mucho de temporada: las ventas repuntaron durante los meses de junio y julio por las graduaciones; pero septiembre, octubre y noviembre fueron meses flojos. En diciembre repuntó, no obstante, la venta volvió a caer durante la llamada Cuesta de enero.

“Esto es mucho de estacionalidad. Uno tiene que ser estricto en los gastos, tener disciplina y un buen plan de negocios para no salirse de control. Hay que administrar muy bien los ingresos para estar bien en época de vacas flacas”, advierte la emprendedora.

También hay que saber aprovechar las oportunidades. Lorena y su marido, a fin de seguir invirtiendo en la marca, tras encontrar un local en Plaza Galerías Valle Oriente, en Monterrey, Nuevo León, a principios de año, no dudaron en abrir su segunda unidad. “Sabemos que tenemos mucho trabajo, pero vamos bien. Y con disciplina lograremos buenos resultados”, asegura la franquiciataria.