Consultoría

5 hábitos laborales que debes adoptar

No importa si tienes años de experiencia o estás iniciando, adopta la actitud y enfoque correctos para crecer profesionalmente.
5 hábitos laborales que debes adoptar
Crédito: Depositphotos.com

No importa si estás empezando o si tienes años de experiencia en los negocios, asegurarte de tener la actitud correcta es vital. Esto no pasa por accidente, debes establecer las mejores prácticas y hábitos laborales. Cuando quiero contratar o ascender a un empleado, una de las cualidades clave que busco es sed de excelencia. Las mejores personas son las que constantemente se retan a sí mismas y se ponen nuevas metas.

Si quieres ser un individuo que busque avanzar y mejorar, necesitas tener los mejores hábitos laborales que te guíen hacia el éxito. Aquí hay algunos ejemplos.

Auto motivación
Hay un viejo refrán que dice que si te quedas quieto, avanzarás hacia atrás y esto es cierto especialmente cuando hablas de tu carrera profesional. ¿Eres feliz con las habilidades que tienes o buscas mejorarlas? Si elegiste la segunda opción entonces eres exactamente el tipo de persona que muchos jefes buscan. Toma cursos especializados y aprende nuevas habilidades, entre más te esfuerces más valioso serás para las personas que estén contratando.

Mentalidad comercial
Esto es básicamente sobre ser proactivo y salirte de tu burbuja. Enfócate en ampliar las redes de tu negocio y llegar a más lugares. ¿Qué cosas pueden mejorar? ¿En dónde podrías agregar más valor? Si tienes esta visión general del negocio en tu cabeza, encontrarás nuevas formas de aumentar los ingresos, el conocimiento de la marca o alcanzar alguna otra meta que tengan tus directivos.

Responsabilidad
No hay nada mejor para un gerente que ver que su empleado/a se hace responsable de los proyectos. Nadie quiere ser visto como una persona que deja pasar las buenas oportunidades. Si algo falla, asegúrate de ser el responsable de hacer que las cosas mejoren, aunque tengas que delegar algunas tareas.

Enfoque
He hablado sobre tener la habilidad de ignorar lo que llamo “ruido”. Esto quiere decir ser capaz de priorizar lo urgente e importante y enfocar tu energía en cosas que agreguen más valor. Muchos empleados tienden a preferir cosas que son “útiles” en lugar de las que podrían ayudar a la empresa. Otra ventaja de hacer esto es que la calidad es mayor. Si tienes diez cosas por hacer, prefiero que tengas mejores resultados en las que son importantes en lugar de que los 10 pendientes tengan efectos mediocres.

Auto reflexivo
En mi carrera, siempre he tenido el hábito de evaluar mi desarrollo personal y profesional. En intervalos regulares analizo lo que he hecho y lo que necesito cambiar o mejorar. Aplica la autocrítica y la reflexión para que vayas aprendiendo en cada paso del camino.