Emprendedores

De maestro de inglés al hombre más rico de China

¿Cómo fue que Jack Ma fundó Alibaba, la empresa de e-commerce más valiosa del mundo? Con visión, 17 amigos y 60 mil dólares.
De maestro de inglés al hombre más rico de China
Crédito: Reuters | Lucas Jackson

El maestro de inglés y emprendedor Jack Ma fundó Alibaba hace 15 años en su pequeño departamento en Hanzhou, China. El viernes pasado, Ma se convirtió en el hombre más rico de China. Con una capitalización de mercado de 231 mil millones de dólares, el minorista online es casi tan valioso como Wal-mart y más grande que Amazon y eBay combinados.

Esto es sólo el comienzo, ya que Alibaba planea expandirse en América y Europa invirtiendo casi mil millones de dólares en varias startups de Estados Unidos incluyendo Uber, Lyft, ShopRunner, Fanatics, Tango y Kabam.

Todo emprendedor aspirante y actual debería aprender cómo fue que un maestro de inglés chino convirtió una visión, un grupo de amigos y 60 mil dólares en grandes riquezas y en la empresa más valiosa de comercio electrónico. Sin duda, este caso será estudiado en las escuelas de negocios durante generaciones.

1. Comienza aquí, ve a donde sea. Reconociendo la importancia del inglés, cuando Ma era joven llevaba su bicicleta a un hotel cercano y guiaba a los extranjeros alrededor de la ciudad sólo para aprender y practicar el lenguaje. Su pasión por el emprendedurismo en muchas formas se parece a Masayoshi Son, quien creció siendo pobre y siguió su sueño a Silicon Valley graduándose de U.C. Berkeley antes de fundar Softbank. Como presidente de Softbank y Sprint, Son es ahora el hombre más rico de Japón.

2. Tenía una visión….y ayuda de los demás. Ma vio en internet un gran potencial para conectar negocios a través de todos los habitantes de China. So y su esposa juntaron a 17 amigos y reunieron 60 mil dólares para fundar la empresa. Eso creó una base para la estructura dinámica en cuanto a los socios de la empresa y una cultura organizacional única diseñada para crear la colaboración, disminuir la burocracia y promover la rendición de cuentas para un crecimiento a largo plazo.

3. Ve por lo grande o vete a casa. Aunque el crowdfunding hubiera existido cuando Alibaba fue fundada, dudo que Ma hubiera tomado esa ruta. En lugar de eso, él y sus amigos apostaron todo logrando tener una inversión ángel de cinco millones de dólares, 20 millones de Softbank en el 2000, mil millones de Yahoo cinco años después y 1.6 mil millones de Silver Lake Partners y DST Global en 2011. Así es como logras cosas grandes.

4. Los grandes problemas llevan a grandes oportunidades. La falta de materiales para la infraestructura en China siempre ha sido un obstáculo insuperable para la gran cantidad de comerciantes de pequeños negocios. Alibaba resolvió eso y ahora representa el 80 por ciento del comercio electrónico del país asiático.

5. La innovación viene de individuos únicos que piensan y actúan diferente. Todos hablan sobre cambiar el mundo y ganar miles de dólares, pero aquellos que realmente lo logran es gente excepcional con grandes ideas, una visión poco común y gran pasión para hacer el trabajo. La innovación disruptiva viene de las personas que no siguen el mismo estatus quo y que buscan formar su propio camino.

6. Párate en los hombros de los gigantes….pero aprende de sus errores. Como Amazon y eBay, Alibaba es una empresa de e-commerce, pero ahí es donde la similitud termina. Alibaba realmente no tiene un inventario o vende cosas. Es un intermediario que colecta las tarifas anuales y comisiones de comerciantes más grandes y tarifas de publicidad de los más pequeños. El resultado es uno de los negocios más escalables y rentables del mundo.

7. ¿Qué hay en el nombre? Menos de lo que crees. Apple, Facebook, Google, Microsoft, Uber, Starbucks. ¿Qué tienen en común todos estos nombres y empresas? Nada. Algunas son uniones o nombres inventados. Lo que tu negocio hace por los clientes es lo que cuenta, no tu nombre o marca personal.

Jack Ma estaba sentado en una cafetería de San Francisco cuando pensó en cómo Ali Baba escuchó por casualidad la contraseña secreta de Los 40 Ladrones: “ábrete sésamo” y obtuvo grandes riquezas. Tenía mucho que ver con su visión de liberar el gran potencial de los pequeños y medianos comerciantes de China. Ahora ya sabes el secreto de cómo logró su sueño.