Emprendedores

10 lecciones de películas de Disney y Pixar

Las cintas de estos estudios de animación no sólo enseñan valores, también dan importantes enseñanzas para empresarios.
10 lecciones de películas de Disney y Pixar
Crédito: Depositphotos.com

Las películas animadas de Disney y de Pixar siempre han destacado por tener personajes entrañables que luchan constantemente contra el mal. Pero en estos relatos animados también existen varias enseñanzas que cualquier emprendedor puede aprender para llevar su negocio al éxito.

Te damos 10 lecciones de algunas de sus cintas clásicas y de otras más recientes:

1. La imaginación de Peter Pan

Esta película, estrenada en 1953, está basada en un libro del escritor escocés James Matthew Barrie. La historia trata de un joven (Peter Pan) que se rehúsa a crecer y guía a los "niños perdidos" en un lugar fantástico llamado el País de Nunca Jamás. Cuando Peter se le presenta a una niña en la línea de la madurez de nombre Wendy y a sus hermanos, los convence de que para volar sólo hace falta pensar en ello. Con el poder de sus pensamientos, logran trasladarse a Nunca Jamás donde viven grandes aventuras.

La frase “si puedes pensarlo, puedes hacerlo” se ha convertido en el lema de muchos emprendedores y empresarios reconocidos. Tal fue el caso de Steve Jobs. La imaginación es el componente principal de una persona innovadora; de alguien a quien se le ocurre una buena idea y la sabe transformar en una compañía exitosa. La enseñanza de Peter Pan es precisamente ésa: los sueños y la confianza en ti mismo de que puedes alcanzarlos es lo que hace que se hagan realidad. ¡No temas pensar diferente.

2. La responsabilidad social de Robin Hood

Esta cinta de 1973 relata la historia de un héroe de la época medieval (en la versión de Disney es interpretado por un zorro) que roba a los ricos para dárselo a los pobres. El joven inglés es un experto en el uso del arco y las flechas y usa su destreza para conseguir un bien social.

Aunque Robin Hood es en realidad un forajido y un infractor de la ley, este personaje es recordado como un héroe por robar, no en beneficio suyo, sino de gente que sufre las injusticias de un gobierno explotador. En la sociedad actual, la desigualdad económica continúa siendo uno de los grandes problemas. En este sentido, un empresario dotado de destrezas y cualidades específicas puede -y debe- ofrecer un bienestar a la sociedad y al planeta. De esto se trata la responsabilidad social y ambiental: de hacer efectiva la capacidad de hacer de éste, un mundo mejor.

3. El trabajo en equipo de Toy Story

El primer largometraje de Pixar fue la película animada pionera en realización 100% digital. En esta trilogía lo más importante es la amistad (tanto entre los juguetes como con Andy); los personajes se unen y nunca se abandonan. En la tercera entrega -ganadora del Premio Oscar a Mejor Película Animada- este valor cobra aún mayor relevancia cuando todos los juguetes intentan escapar de la terrible guardería. Su plan de escape requiere de las habilidades específicas de los miembros para tener éxito. Al final, gracias al talento de cada juguete huyen y se reúnen con Andy.

En cualquier empresa, el trabajo en equipo es esencial para lograr los objetivos. Cada uno de tus empleados tiene alguna capacidad o algún talento, primordial para la compañía. La lección de Toy Story no sólo es que el capital humano es clave para el éxito, sino que es necesario tener una meta en común y tú, como líder, eres quien debe establecerla y comunicarla efectivamente. Escuchar a tus colaboradores puede traerte grandes beneficios y soluciones a problemas. Eso también es parte de tu papel como líder.     

4. El liderazgo de El Rey León

Estrenada en 1994, esta cinta que adapta la obra teatral de Hamlet y es musicalizada por Elton John, ha sido uno de los grandes éxitos de Disney. Con la muerte de su padre, Mufasa (considerado como el gran rey de la selva), Simba -quien apenas es un cachorro- debe enfrentarse a su destino como sucesor. Al no estar preparado para el cargo, desaparece un tiempo en la jungla donde conoce a Timón y Pumba, mientras su tío y las maliciosas hienas toman el poder. Cuando descubre que el reino sufre hambre, Simba regresa a liderar y trae nuevamente el bienestar a sus súbditos.

El liderazgo es algo que se gana y no que se hereda, ésa es la enseñanza del Rey León. Algo que vemos a lo largo de la película son las habilidades que debe tener -o desarrollar- una persona para ser un auténtico líder: decisión, conocimiento de su mercado y autoridad, comprendiéndose esta cualidad como respeto por los logros obtenidos y confianza. No todos nacen sabiendo cómo liderar, pero la vida, las experiencias y hasta las crisis son las mejores maestras. Sólo necesitas creer en ti mismo y en tu capacidad para dirigir a los demás al éxito.

5. Ser tú mismo de Aladdín

Esta película de 1992 surge de uno de los relatos más famosos de "Las mil y una noches". En ésta, un ladronzuelo se encuentra una lámpara maravillosa que contiene un genio al que pide tres deseos. El primero de ellos es convertirse en un adinerado príncipe para conquistar a la princesa Jasmine. Aunque cuando Aladdín entra a Agrabah con un espectacular desfile es recibido como una celebridad por la gente del pueblo, Jasmine no está interesada; ella prefiere al pordiosero.

Esta cinta tiene una valiosa lección: la imagen influye pero lo verdaderamente importante es ser siempre tú mismo. En el mundo de los negocios, las primeras impresiones sí cuentan (en especial para conseguir socios e inversionistas), por lo que tener una imagen profesional es primordial; ésta va desde elegir la vestimenta adecuada hasta aspectos como el lenguaje no verbal y las actitudes como la puntualidad. Sin embargo, la imagen no lo es todo. Una persona que sobresale en cualquier ámbito es por su personalidad única y sus habilidades poco comunes. Aladdín es una buena muestra de que fingir ser quien no eres sólo te hará fracasar y ser rechazado.

6. Los sacrificios de Hércules

La cinta que narra el mito de origen griego de Hércules es la 38ª producción de Disney. Hércules es hijo del dios principal Zeus y desde pequeño tiene una fuerza sobrehumana. No obstante, siendo apenas un bebé es secuestrado por Hades, rey del inframundo y hermano de Zeus, quien intenta asesinarlo. Aunque no consigue matarlo, Hércules se hace mortal y es expulsado del Olimpo. Para regresar a su hogar debe demostrar que es un verdadero héroe.

Sí, Hércules tiene un poder sobrenatural que le permite derrotar a toda criatura mitológica y es considerado por la gente como un héroe, pero su padre sabe que le falta lo más importante para serlo: el sacrificio. Hércules sólo es aceptado en el Olimpo cuando decide dar su vida por Meg. Aquí está una de las grandes lecciones de Disney: el éxito de un emprendedor no está en los logros ni en las ganancias que obtenga, sino en cuánto está dispuesto a sacrificar por cumplir su sueño; es decir, qué es capaz de hacer por su gente para ser considerado un líder.

7. El aprendizaje de La Espada en la Piedra

Éste fue el último largometraje que estrenó en vida Walt Disney (1963). La trama gira en torno a “Grillo”, un adolescente que, de acuerdo con la leyenda, al sacar la espada de la piedra se convertiría en el rey de Inglaterra. Con la ayuda del mago Merlín, “Grillo” aprende todo lo que conlleva dirigir a un país (transformándose incluso en animales como ardillas y peces), terminando en su coronación como el famoso Rey Arturo.

Nuevamente: el liderazgo se aprende. “Grillo” tiene la mentoría del ser más sabio del momento, el mago Merlín, quien le muestra las claves y los retos de ser rey. Sólo con el aprendizaje y siguiendo tus instintos puedes entender las reglas del liderazgo. Rodéate del mejor talento y de grandes mentores y escucha sus consejos; nunca dejes de aprender y capacítate constantemente con la idea de impulsar tu empresa y llevarla al siguiente nivel. Al ser emprendedor no tienes por qué ser un todólogo: un líder sabe potenciar sus habilidades y delegar responsabilidades.

8. La perseverancia de Buscando a Nemo

Esta película animada digitalmente es una de las más famosas de Pixar. En ella, un pececito llamado Nemo (con una aleta corta) se pierde y su temeroso padre, Marlín, cruza el océano para buscarlo. Después de atravesar por grandes peligros y conocer a entrañables amigos y despiadados enemigos, Marlín consigue dar con Nemo quien estaba atrapado dentro de una pecera en un consultorio dental.

La lección es clara: el que persevera alcanza. Aquel que persigue con ahínco sus metas, sin importar cuántos fracasos o desalientos haya tenido en el camino es el único que encontrará el éxito. Por eso, nunca te des por vencido; si en un lugar te cierran las puertas, siempre habrá otras más abiertas. Si lo que quieres es ser dueño de tu negocio, lo serás, no importa cuántos kilómetros tengas que recorrer. 

9. La creatividad de Alicia en el País de las Maravillas

Basada en la célebre novela de Lewis Carroll, Alicia en el País de las Maravillas (1951) es una conjunción de personajes extraños, situaciones atípicas e ideas fantásticas. Cuando Alicia cae por el agujero conoce un mundo completamente diferente, algo que sólo es posible concebir sueños.

La creatividad y la originalidad de esta película son los elementos que la hacen magnífica. La creatividad no sólo funciona para crear, sino también para resolver problemas, una lección que Alicia aprende en su travesía por el País de las Maravillas. Apoyarte de este elemento en tu empresa es el primer paso para incrementar tu competitividad. Olvida los esquemas pasados y atrévete a explorar nuevas formas de pensar y de ver las cosas. Sólo así alcanzarás al conejo blanco. 

10. La adaptación al cambio de Monsters Inc.

Este filme, producido por Pixar y estrenado en 2001, trata sobre dos monstruos que trabajan en una fábrica que se dedica a asustar niños y que, mediante sus gritos, consiguen energía para iluminar su ciudad. Sin embargo, su modus operandi se ve afectado cuando conocen a Boo, una niña pequeña que se cuela en su mundo y a la que deben cuidar. Ella, como muchos otros niños, ya no le teme a los monstruos.

Cuando Sully y Mike notan que ya no provocan que griten los niños, la empresa y la ciudad entera se ven amenazadas. Sin embargo, luego descubren que existe algo aún más poderoso que los gritos: la risa. Sin duda, las cualidades de innovación y la flexibilidad son claves para el éxito de un negocio. En Monsters Inc. se enfrentan a un mercado que ya no responde a los mismos estímulos y requieren encontrar otra fórmula para atraer su atención. Al hacerlo, no sólo encuentran una solución al problema, sino una práctica más efectiva y menos costosa. Un líder debe adaptarse a los cambios, entendiendo que todo es perfectible.