Emprendedores

6 razones para emprender

A pesar de las pocas horas de sueño y el exceso de trabajo, hay cosas que motivan a algunas personas a iniciar su negocio.
6 razones para emprender
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

En esta época pareciera que ser un emprendedor es muy glamoroso. Las historias de grandes victorias circulan muy rápido por todas la comunidades de startups. Los emprendedores exitosos se ven como los Beatles cuando daban sus conciertos... y sí, es maravilloso.

La verdad, muchas partes de ser emprendedor apestan. En algunos casos, trabajas más horas de las que crees, trabajas gratis (hasta que ganes algo de dinero) y los altos y bajos son la montaña rusa más intensa. Las ganancias son pocas y variadas, por lo mismo el 90 por ciento de las startups fracasa. Dicho eso, ¿por qué lo hacemos? La respuesta es muy subjetiva. Aun así, siendo un emprendedor y el fundador de una comunidad de emprendedores he notado algunas razones similares:

Pasión. Si estás iniciando tu negocio para ganar dinero rápido, estás en el lugar equivocado. En mi opinión, es más probable que lo hagas si empacas y te vas a Las Vegas. La característica más común para los que quieren ser emprendedores es la pasión. Si no estás ganando dinero necesitas pasión para poder sobrevivir esas noches sin sueño.

Debes querer resolver un problema en el que de verdad creas. Para convertir una idea en una realidad también debes tener un buen equipo a tu alrededor al que inspires para llegar a tu meta. En las primeras etapas, la misión es más importante que el negocio.

Emoción. Un dicho común en el mundo de las startups dice “Ayer fue el mejor día de mi vida y hoy es el peor”. Sin importar qué tan doloroso sea el viaje y cuántas noches sin sueño tengamos, la vida de una startup es emocionante.

Los emprendedores más exitosos, en mi opinión, son los que más apuestan. Debes estar dispuesto a sentarte en la mesa de blackjack más cara del mundo y arriesgarte a apostarlo todo y jugar una y otra vez sin importar el resultado.

Sólo se vive una vez. Si trabajas para alguien más y tienes un trabajo aburrido por favor no sigas leyendo esto. ¡Sólo se vive una vez! Por mi parte quiero crear un impacto en el mundo. Sí, puedes hacer esto mientras trabajas con y para alguien, pero algunos de nosotros necesitamos tener el control de nuestro propio destino.

Estamos locos. Esto no es un secreto. Muchos de nosotros estamos locos, tenemos que estarlo. Hacemos cosas que en la mayoría de los casos no son muy convencionales.

Fuimos criados en un mundo en el que asistimos a la escuela, nos convertimos en abogados, nos casamos, tenemos dos hijos y una casa. No saltábamos de junta en junta con una presentación tratando de juntar dinero antes de que no pudiéramos pagar los salarios. Para el mundo normal estamos locos. Si tenemos suerte, todos se volverán locos y construiremos cosas juntos.

Cambio. Muchos emprendedores ven un problema y quieren resolverlo. Pasamos por un negocio o usamos un servicio y automáticamente comenzamos a pensar cómo podemos mejorar todo. No somos los pasajeros de atrás, sino que realmente hacemos algo si vemos que las cosas pueden mejorar.

Esto quiere decir que no nos da miedo el cambio, lo aceptamos al encontrar la forma más productiva para participar. Entre más podamos cambiar algo y mejorarlo, más oportunidades tendremos.

Relaciones importantes. Siempre digo que la vida es una serie de relaciones llenas de significado. El tipo de relaciones que nos sacan adelante en una dirección positiva. Los negocios son una gran parte de esto.

En mi experiencia, aquellos que operan para beneficiarse a ellos mismos llevan una vida vacía. El dinero no puede comprar la felicidad. Yo busco a gente positiva para trabajar y crear más valor para los clientes.

Mi negocio es mi vida y me gusta. Para mí, ser emprendedor me define. Opero mi negocio como opero la mayoría de las cosas en mi vida. ¿Tengo todas las respetas? ¡Claro que no! ¿Me divertiré y ganaré dinero tratando de descubrirlas? ¡Claro que sí!