Consultoría

4 ventajas de ser un poco inseguro

Para tener éxito en los negocios, debes aprender a poner los pies sobre la tierra y no creer que lo sabes todo.
4 ventajas de ser un poco inseguro
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Lee detenidamente la sección de auto-ayuda en una librería y encontrarás un mantra muy común: “si tú crees que puedes lo lograrás”. Thomas Chamorro, profesor de psicología empresarial en la Universidad de Londres, dice que la idea de sólo creer en nosotros mismos para tener éxito es falsa. Su último libro, Confianza: La sorprendente verdad sobre lo mucho que la necesitas y cómo obtenerla (Confidence: The Surprising Truth About How Much You Need and How to Get It), dice que los que son sus propios críticos van a tener más éxito que aquellos que son sus grandes fans. Chamorro dice que la confianza está sobrevalorada y que la inseguridad es lo que más necesitamos.

“Hay una relación muy débil entre la capacidad y la confianza, no sólo porque mucha gente sea modesta o no tenga confianza, sino porque la mayoría de las personas piensan que son mejores de lo que son en realidad”, dice.

Aunque aquellos que no tienen confianza se sienten culpables o avergonzados, Chamorro dice que los que tienen mucha seguridad, tienen expectativas irreales sobre lo que los ayudará a adquirir más confianza. Hay cuatro ventajas de ser inseguro:

1. Eres naturalmente más realista. Chamorro dice que los emprendedores, debido a su naturaleza de tomadores de riesgos, tienden a sufrir de exceso de confianza, lo cual los ciega de los posibles problemas. Esta es la razón por la que el 90 por ciento de las empresas fracasa. Aquellos con menos confianza tienen la habilidad para percibir amenazas y es más seguro que tengan éxito como emprendedores porque no saltan a ciegas.

2. Trabajas más duro. Aunque la gente con exceso de confianza hace poco para mejorar sus habilidades, aquellos con menos confianza toman más en serio la preparación, entrenamiento y el trabajo. “Esas personas perciben un espacio entre lo que quieren ser y dónde quieren estar, cierran ese espacio no al tener más confianza, sino trabajando más duro”, dice Chamorro. La gente con exceso de confianza tiende a trabajar menos y no está preparada cuando se enfrenta a retos importantes y tareas porque tiene la ilusión de mejorar.

3. Eres más agradable. Aunque es cierto que las personas con más confianza son llamadas “encantadoras” o “carismáticas”, tener exceso de confianza puede causar que otros te etiqueten como arrogante, especialmente cuando la confianza se considera injustificada. Chamorro dice que muchas culturas prefieren interactuar con las personas que parecen modestas y humildes.

4. Es más seguro que aceptes las críticas. Aunque a las personas con exceso de confianza no les importa la retroalimentación negativa, aquellos con menos confianza van a aceptar las críticas como algo constructivo y trabajarán duro para que no sea una debilidad.

Todo esto no es para decir que deberíamos ser inseguros todo el tiempo. Aquellos que no tienen nada de confianza no cumplen sus metas. Necesitamos algo de seguridad para tener éxito, hay que tener un balance.