Consultoría

4 trucos para tener una actitud positiva

El emprendedurismo a veces parece una montaña rusa emocional. Toma nota de estos tips para que ser optimista a pesar de los obstáculos.
4 trucos para tener una actitud positiva
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Tener tu propio negocio es muy bueno, pero a veces la carrera del emprendedor puede ser como una montaña rusa. Después de una plática que di recientemente, recibí un correo de una persona que asistió y que se había quedado levantada hasta tarde con una pregunta: “¿cómo puedo adquirir y mantener una actitud positiva interna?”.

Aquí hay cuatro estrategias que puedes seguir para estar más calmado y ser más positivo:

1. Invierte en tu salud. Es muy difícil mantenerte positivo cuando las hormonas del estrés están en tu cuerpo. Los emprendedores ocupados tal vez no tienen tiempo de seguir las “mejores prácticas” para su salud física, pero trata de averiguar qué puedes hacer para estar mejor de salud y hazlo.

Mi colega, Christie Smith, viaja mucho pero trata de ejercitarse todas las mañanas. Personalmente soy distraída respecto a mi horario laboral. Pero como soy vegetariana, me obsesiona comer bien, a pesar de que viajo mucho. Aunque tenga que esforzarme, me aseguro de comer lo adecuado, aunque tenga que manejar grandes distancias.

2. Piensa en lo peor que podría pasar. Tal vez el obstáculo más grande que enfrentamos es cuando “exageramos” y nos imaginamos lo peor. ¿Tu cliente no te llama de regreso? Tal vez va a cancelar el contrato. ¿Tu número de ventas bajó? Tal vez tu competencia te robó los clientes. Tal vez así son las cosas por ahora. Para calmarte es importante que enfrentes tus preocupaciones.

Si tu cliente cancela el contrato, ¿qué harías? ¿qué pasos seguirías? A veces, aceptar una realidad en lugar de imaginar escenarios diferentes puede ayudarte a tener más control, te darás cuenta que tienes más opciones de las que pensabas.

3. Llama a alguien. Es importante contar con amigos que piensen igual que tú y que puedan compartir tus altos y bajos. Hace poco me reuní con una amiga en Nueva York y me dijo que ella y una amiga suya se motivan mutuamente para mejorar y aprender más cosas. Ese tipo de relación es la que todos necesitamos.

4. Recompénsate. A veces me siento muy abrumada por las cosas que debo hacer en mi lista de tareas. Si has estado trabajando sin parar y hasta las cosas más insignificantes como contestar un correo o postear en mi blog parecían interminables.

Eso es por lo que es importante reemplazar esas cargas de trabajo con una recompensa que te anime. Eso no quiere decir que debas gastar en cosas caras, sino en pequeños placeres, como una cena con un amigo al finalizar un día pesado o comprar un masaje al final de la semana o hasta ver tu programa de televisión favorito.

Como emprendedores, establecemos el nivel emocional para nuestro negocio. Los empleados y clientes nos miran como guías para resolver problemas y ver si estamos progresando. Cultivar una actitud positiva es clave para mandar el mensaje correcto. Al enfocarte en tu salud, entender y planear para lo peor que pueda pasar, cultivar amistades duraderas y recompensarte periódicamente, puede ser una gran inversión para el futuro de tu negocio.