Recursos Humanos

8 actitudes de empleados difíciles

Antes de empezar a trabajar con una persona, toma en cuenta estas banderas rojas para tener un ambiente laboral positivo.
8 actitudes de empleados difíciles
Crédito: Depositphotos.com

¿Qué tan bueno eres leyendo a la gente? Nadie puede predecir el futuro, pero a través de los años, he desarrollado la habilidad de oler un problema a distancia. Lo puedo hacer porque hay señales de peligro, ¡siempre!

Siento que la vida es muy corta para trabajar con personas que son muy molestas. Al ser capaz de leer estas señales de peligro, podrás ser más productivo, feliz y tener menos drama en tu lugar de trabajo.

Cuando comiences a trabajar con alguien nuevo, pon mucha atención a su comportamiento desde el principio. ¿Qué tipo de vibra estás recibiendo? Tal vez al final decidas no trabajar con esta persona, pero muchas veces no podemos controlar con quién vamos a relacionarnos profesionalmente.

Para bien o para mal, estamos forzados de una forma u otra a tratar con la gente que nos topamos toda la semana. Es por eso que es una buena idea saber en qué te estás metiendo. Si estás consciente de los posibles problemas es probable que sepas manejarlos mejor.  

1. Llegan tarde. Ser puntual es ser respetuoso. No hay otra forma de ponerlo. Si un nuevo cliente llega tarde a la primera junta esa es una bandera roja para mí, aunque sea una llamada por Skype. Lo mismo pasa al responder correos. Si la persona no te respeta, ¿cómo sabes que se respeta a sí misma?

2. Sólo ven los problemas. Esto aburre muy rápido. Si encuentras a alguien con el que acabas de empezar a trabajar, sólo se queja y nunca da soluciones, toma nota. Cuando llegue el momento de hacer crecer tu negocio necesitarás pensadores positivos.

3. Se distraen fácilmente. Escuchar es un arte, es muy importante en los negocios. Hasta donde sé, es la única forma de resolver los problemas. ¿Esta persona está constantemente revisando su celular mientras trabaja?

4. Critican a otros. Señalar no le hace bien a nadie. Algunos parecen no haber recibido ese memo. Cuando alguien con el que trabajas hace esto significa que es inseguro. Además, todos los negocios consisten en un buen trabajo en equipo. Laborar con individuos que saben que no pueden hacerlo solos es mejor.

5. Se apresuran a juzgar a la gente. Me quiero rodear de gente en la que pueda confiar porque sé que pensaron bien en sus opiniones. Eso toma tiempo, no mucho, pero sí lo suficiente para procesar tus pensamientos. ¿Esta persona te da suficiente espacio para tomar una decisión o para tener una opinión?

6. No son flexibles. Planear está bien. También es muy necesario, pero hay veces en las que debes ser flexible. ¿Cómo reacciona esta persona al sugerir un cambio?

7. No parecen particularmente muy entusiasmados. No todo trabajo es increíble. Pero si alguien con el que trabajas no fue siquiera capaz de actuar como si le importara el proyecto, estás en problemas. Trabajar con gente así me hace pensar que estoy cargando una maleta muy pesada. Es muy difícil llegar a cualquier lado.

8. No aceptan sus errores. Si alguien no es capaz de admitir cuando está equivocado nunca aprenderá. Como resultado, esos errores seguirán ocurriendo.

Claro, no estoy sugiriendo que te apresures a juzgar, pero, en mi experiencia, vale la pena tomar nota de estos comportamientos. Usa lo que aprendiste para tener la mejor relación laboral con esta persona.

www.soyentrepreneur.com/26583-como-aplicar-el-trabajo-flexible-en-tu- empresa.html