Consultoría

3 principios para que tu startup tenga éxito

Para que tu nuevo negocio sobresalga y sorprendas a tus clientes, debes seguir la regla de oro: dar todo de ti en tu vida y negocio.
3 principios para que tu startup tenga éxito
Crédito: Depositphotos.com

Hay una regla de oro para los emprendedores que te llevará más lejos y más rápido que cualquier otra cosa. Está ganando cada vez más popularidad mientras nuestra cultura comienza a hablar más abiertamente sobre la importancia del valor, honestidad y transparencia. ¿Cuál es la regla de oro?

Siempre da más.

Si a cada proyecto, junta u oportunidad le das todo de ti, seguro tendrás éxito. Aquí hay tres áreas en las que hacer esto te ayudará a guiar tu startup y vivir de acuerdo con la regla de oro.

1. Tiempo. Nunca entregues tarde tus proyectos. De hecho, si no tienes todo listo por lo menos un día antes, ya lo entregaste tarde. Una cosa muy valiosa, invaluable de hecho, es el tiempo de otras personas. No lo desperdicies. Si le prometes a un cliente entregar algo en cierta fecha, no habrá excusas para ellos de llegar al trabajo sin el proyecto en tus manos.

Otra cosa que debes recordar es el tiempo de las personas en las juntas. Llega hasta 10 ó 15 minutos antes a todo. Hasta a tus citas personales. No hagas esperar a los demás y verás cómo te lo agradecen.

2. Creatividad. Hay mucha falta de creatividad en este mundo. Como emprendedor, es tu deber sorprender a tus clientes, usuarios y consumidores por medio de la innovación. Si la gente se encuentra con tu producto o servicio y no se sorprende, necesitas regresar a la pizarra con tu equipo y seguir trabajando.

3. Ideas. El escritor James Altucher habla mucho en sus libros, su blog y podcast sobre la noción de que si puedes ser la fuente de creatividad e ideas y compartirlas con el mundo, siempre tendrás trabajo y éxito.

No puedes aproximarte a tu startup con la mentalidad de “¿qué gano yo?”. Debes hacerlo pensando en qué puedes hacer por tus clientes y empleados. Cuando seas una máquina de ideas con soluciones creativas e increíbles y las compartes con otros sin ningún compromiso, te darás cuenta que hay millones de hilos invisibles que te conectan con las cosas buenas de la vida. Tal vez no siempre las veas primero, pero están ahí y te atarán a nuevas oportunidades para dar más.