Consultoría

7 habilidades comunicativas a dominar

Aprende a convertirte en un buen comunicador para mejorar el entendimiento y la relación con tus empleados, clientes y socios.
7 habilidades comunicativas a dominar
Crédito: Depositphotos.com

Tu éxito como emprendedor está determinado en gran parte por tu habilidad para comunicarte. Puedes ser el mejor en lo que haces, pero si no te estás comunicando efectivamente con los clientes, empleados y el mercado, estás perdiendo buenas oportunidades. Hay muchas formas diferentes de ver la comunicación en el mundo de los negocios, desde los formatos individuales como escribir y hablar, a diferentes contextos como con el cliente y manejo de empleados.

Me gustaría ver más de cerca algunos temas que trascienden en algunas situaciones. Si dominas estas habilidades comunicativas, serás bueno en cada nivel.

1. Escucha atentamente. ¿Eres buen oyente? Los estudios sugieren que nuestra comunicación diaria se divide en:
- 9 por ciento escribir
- 16 por ciento leer
- 30 por ciento hablar
- 45 por ciento escuchar

Aun así, muchos de nosotros no sabemos escuchar. Las razones varían, ya sea por ser distraídos o por darle cierto significado a las cosas que te dicen antes de que la persona termine siquiera de hablar. En lugar de hacer eso, intenta enfocarte en el individuo que está hablando y verbalmente repite un resumen de lo que dijo para asegurarte de que entendiste antes de seguir teniendo la conversación.

2. Interpreta las señales no verbales. Seguro has escuchado la importancia del lenguaje corporal. Siéntate derecho, piensa en tus expresiones faciales y recuerda inclinarte hacia adelante para mostrar interés. ¿Qué tan buena es tu habilidad para interpretar las señales no verbales de los otros? Un estudio de la UCLA dice que el 55 por ciento de las conversaciones cara a cara es llevado de forma no verbal. Analiza señales específicas como postura, expresiones y gestos de los demás.

3. Maneja las expectativas. La forma más fácil de aliviar la presión como emprendedor es manejando las expectativas. Sé claro respecto a las entregas, tiempos y resultados. Si surge un problema, comunícate con la gente.

4. Retroceso productivo. La gestión de conflictos es parte esencial de ser emprendedor. Un estudio reportó que los gerentes pasan entre 25 y 40 por ciento de sus días resolviendo conflictos. Una componente para solucionarlos es tu habilidad de retroceder. Ya sea que estés lidiando con un mal cliente o con problemas en el negocio, la habilidad para comunicarte bajo presión es clave para los iniciadores de negocio.

5. Sé conciso. Conforme las pantallas se vuelven más pequeñas, tenemos que decir más cosas con pocas palabras. Desarrolla la habilidad de llegar al punto rápidamente. Encuentra formas de quitarle a tu mensaje cosas sin importancia y observa si obtienes mejores resultados.

6. Establece tu valor y diferenciación con confianza. El branding y la venta tienen que ver con la confianza que tienes al comunicar tus puntos de valor y lo que te hace diferente de los demás en el mercado. Las mismas habilidades son esenciales para motivarte diariamente, para que contrates a los mejores empleados y hasta te conectes con amigos y socios. Aclara el valor que puedes traer a la mesa y trata de hacer esa propuesta en no más de dos o tres oraciones.

7. Conoce tu por qué. Mucha gente se enfoca en qué decir o cómo decirlo. ¿Cómo puedo sonar inteligente? ¿Cómo puedo dar este discurso con un mayor impacto? Pero es más importante saber por qué te estás comunicando. ¿Qué quieres que la gente se lleve? ¿Qué acción deben tomar después de interactuar contigo?

Toda comunicación debería hacer que la gente se vaya con un sentimiento positivo sobre tu marca. Pregúntate por qué estás comunicándote, levanta el teléfono o entra a una junta y asegúrate de que tu tono, elección de palabras y entrega puedan cumplir esa meta.

Toma tiempo desarrollar estas habilidades para ser un emprendedor exitoso. Enfócate en ellas, desde leer el lenguaje corporal hasta sumar tu valor en algunas oraciones: es una de las cosas más poderosas que puedes hacer por tu carrera.