Hide this Looking for English Content? Click here

5 tips para no ser sonámbulo por las mañanas

Deja de caminar dormido y cambia tu rutina para que puedas sacarle jugo a cada minuto y termines todos tus pendientes.
5 tips para no ser sonámbulo por las mañanas
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

¿Te quedas en tu casa hasta el último minuto antes de irte a trabajar? Es difícil estar listo en las mañanas, especialmente si sientes que no tienes la energía necesaria. Aquí hay cinco formas en las que puedes tener el control de tus mañanas y terminar las cosas a tiempo.

1. No oprimas el botón de snooze. Las sábanas están calientitas, hace frío afuera y estás muy cómodo. Sí, es muy tentador oprimir el botón de snooze y dormir 30 minutos antes de ir a trabajar.

Sin embargo, esto puede provocar que fracases, especialmente si necesitas salir de la cama, desayunar y comenzar tu rutina después. Modifica tu alarma mezclando los sonidos. Si usas un celular, cambia la canción de vez en cuando.

2. No te distraigas. Cuando estás algo aturdido, es fácil merodear por ciertas habitaciones eligiendo lentamente lo que te vas a poner, alistando tu desayuno y tal vez viendo las noticias. Sin embargo, puedes perder unos minutos si te distraes con cosas sin importancia.

Evita los rituales prolongados apagando la televisión y alejándote de otras cosas que puedan distraerte de tus metas mañaneras. Si te pruebas varios atuendos considera elegir lo que te vas a poner la noche anterior.

3. Usa tu tiempo con sabiduría. ¿Tienes una lista de cosas que has querido terminar desde hace tiempo? Tal vez por la mañana es el momento perfecto para completar todo. Te vas a sorprender de la cantidad de cosas que puedes lograr. Piensa en practicar un hobby durante 15 minutos antes de irte a trabajar, jugar con tus hijos o sacar a pasear a tus perros. En lugar de escribir un pendiente para “después”, determina si puedes tacharlo en tu rutina por la mañana.

4. Elimina las cosas más difíciles. Por otro lado, no seas muy ambicioso con tus labores matutinas. Recuerda lo que decía Mark Twain: “Si comes una rana viva antes que cualquier cosa por la mañana, nada más en tu día será tan malo”.

Básicamente, si superas un gran obstáculo en la mañana, no tendrás que preocuparte por las cosas que siguen. Por ejemplo, tal vez estás aplazando ese reporte importante para la siguiente semana, pero en lugar de tener ese pendiente en la cabeza, termínalo en la mañana y olvídate de él.

5. Sal temprano. ¿Alguna vez te has despertado temprano y llegaste tarde a trabajar debido a varias distracciones? Si no puedes manejar muy bien el tiempo antes de salir, tal vez deberías buscar salir más temprano. Hacer esto puede ayudarte a reducir la ansiedad de no llegar tarde a todo.