Startups

5 cosas que no debes hacer con tu startup

Cuando lances tu negocio, evita estos comportamientos y descubre qué es lo que está evitando que llegues a tu meta.
5 cosas que no debes hacer con tu startup
Crédito: Depositphotos.com

Los dueños de negocios pasan muchos años construyendo su empresa y muchas veces, desde un inicio, tienen toda la carga de trabajo en sus hombros. La meta es continuar creciendo e invitar a más personas mientras la lista de clientes aumenta.

Aunque ciertas fuerzas externas eviten el crecimiento de una empresa, muchas veces los problemas pueden ser internos. De hecho, la misma persona que trabajó tan duro para sacar adelante el negocio puede ser la que lo esté hundiendo. Aquí hay algunas formas en las que los empresarios pueden sabotear sus propios esfuerzos.

1. Descuidan la marca. Uno de los errores más grandes es cuando gastan más tiempo promoviéndose a ellos mismos que a la empresa. Aunque el dueño refleja el tono e imagen de la compañía, ésta y sus productos o servicios siempre deben venir primero. Cuando un empresario se enreda en la atención que viene de hablar en conferencias y de tener su foto en los periódicos, se aleja de la marca, lo cual confunde a la audiencia.

2. Hibernan. No todos los emprendedores son extrovertidos. Pero el networking es una parte importante para construir un negocio. Aunque se pueda trabajar en las redes sociales, las pláticas cara a cara son importantes.

Hay organizaciones que pueden ayudarte a tener más confianza, no sólo cuando necesites hacer un pitch de tu producto o hablar con un grupo de personas, sino también para mejorar las interacciones frente a frente en eventos llenos de profesionales.

3. Fallan al delegar. La decisión de contratar a un empleado no se toma rápidamente. Muchas veces los negocios esperan hasta necesitar ayuda para ahorrar dinero. Como resultado, muchos dueños de negocios gestionan su sitio Web, hacen sus campañas de marketing y cumplen todos los pendientes.

Aunque estas actividades diarias son esenciales para tener éxito, también mantienen al emprendedor ocupado en lugar de que esté haciendo cosas más importantes.

4. No aprenden de sus errores. Los errores son inevitables cuando nace un negocio. La clave no es si los cometen, sino si el dueño del negocio ha aprendido algo de ellos. Algunos de los emprendedores más reconocidos fracasaron antes de triunfar. Si un emprendedor crea un producto que no consigue inversionistas, la lección que aprenderá de ese fracaso le ayudará para su siguiente diseño.

5. Emprenden solos. Ningún dueño de negocios será bueno en cada aspecto de su organización. Para alcanzar el éxito, es importante no tener miedo de pedir ayuda a amigos, familia o consultores.

Si no tienes conocimientos en el lado financiero de tu negocio, pídele a un amigo o contador que revise tu presupuesto.

Crear una empresa tiene sus retos y hay muchos recursos que pueden ayudarte. A veces los dueños de negocios tienen que detenerse y meditar sobre su comportamiento para ver qué es lo que está evitando que lleguen a su meta. Si te das cuenta qué es lo que te detiene, podrás evitarlo y seguir creciendo.